Secretaría de Hacienda no hace política electoral González Anaya

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, explicó que la dependencia a su cargo no hace política electoral, ante la elección presidencial del 2018.

En su primera reunión con medios de comunicación, como encargado de las finanzas públicas del país, señaló que las leyes de gasto son muy claras en cuanto al destino de los recursos presupuestales.

Precisó que el Presupuesto de Egresos de la Federación y la ley electoral son muy claras sobre cuáles son las reglas en materia de gasto, además, existe una página de transparencia para asegurar que no haya desvío de recursos.

González Anaya subrayó que la Secretaría de Hacienda continuará con políticas económicas prudentes y conservadoras, para que haya una “transición tersa” ante el proceso electoral del 1 de julio próximo.

Resaltó que sus antecesores en la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray Caso y José Antonio Meade, hicieron una conducción “impecable” de la política macroeconómica, sobre todo en el último año, cuando hubo mucha incertidumbre.

“Nosotros por lo que estamos aquí es para continuar con estas políticas prudentes, conservadoras, que nos van a llevar a que haya una transición tersa en este cambio de gobierno”, aseveró González Anaya.

Apuntó que ya existe el fondo para la transición ante la elección presidencial, además, México tiene reservas internacionales y fondos de estabilización en niveles récord, y apenas se renovó la Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional, lo cual da solidez a la economía y abonan a una transición tersa.

El nuevo secretario de Hacienda mencionó que los retos a los que se enfrentan son cerrar las cuentas fiscales de este año y del 2018, darle continuidad a las medidas prudentes que se han tomado, lo que le da fortaleza a las finanzas públicas, al Estado mexicano y a la economía.

Refirió que México cuenta con medidas que le permiten estar listo para que estos movimientos se puedan absorber, como son presupuestos ejercidos en tiempo y forma, de manera eficiente, transparente y eficaz, y políticas financieras, como la Ley Fintech, que le permiten al país seguir adelante en materia de regulación e inclusión financiera.

Sostuvo que este año se cumplirán las metas fiscales, con independencia de los 321 mil millones de pesos del remante de operación de Banxico de 2016, y para el año próximo las planeaciones financieras y de gasto se harán sin tomar en cuenta estos recursos, en caso de que haya.

Sobre el repunte de la inflación, que en noviembre pasado llegó a una tasa anual de 6.63 por ciento, el segundo nivel más alto en 16 años, explicó que se debe en gran parte a cambios de una sola vez de dos precios muy importantes en la economía: la gasolina y el tipo de cambio.

La Secretaría de Hacienda, agregó, espera que hacia adelante haya un proceso de convergencia a la baja de la tasa de inflación, en línea con las metas del Banco de México, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual.

El funcionario federal afirmó que aun en el actual nivel de inflación, por arriba de 6.0 por ciento, esta administración va a acabar con una de las inflaciones acumuladas más bajas de la historia.

Destacó que hay una enorme coordinación entre la Secretaría de Hacienda y el Banxico, y seguirán ocupados para tomar medidas prudentes de política fiscal y monetaria para que el proceso de consolidación de la inflación se vaya bajando en tiempo y forma.

Sobre la virtual aprobación de la reforma fiscal de Estados Unidos, González Anaya atajó que “hay que esperar a ver qué pasa”, pues hay impuestos corporativos a nivel federal y estatales, y hay diferentes deducciones.

Hay que analizar con más cuidado esta reforma fiscal ya que contiene elementos que la hacen compleja y no tiene que ver solo con bajar la tasa del impuesto corporativo, sino que hay que enfocarse en la tasa efectiva.

“No especulemos, hay que ver cómo sale, no tiene medidas para 2018, las primeras salen en 2019, tengan la certeza que vamos a ser responsables y prudentes”, subrayó el secretario de Hacienda.

Señaló que la gente no solo invierte por las tasas de impuestos, sino por una combinación de elementos, en los cuales los más determinantes son la productividad y la eficiencia de las economías.

“En ese sentido, las reformas estructurales le dan una enorme competitividad a la economía mexicana y poco a poco se van materializando”, resaltó.

Por otra parte, calificó como “vanguardista” a la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, ya aprobada por el Senado de la República y pendiente del aval de la Cámara de Diputados.

“Es vanguardista porque las tecnologías van evolucionando rápido y la ley trata de poner principios que se tiene que cumplir y da la facultad para sacar regulación secundaria que se puede ajustar relativamente rápido conforme van avanzando las tecnologías”, añadió.

NTX

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here