¿Sabes quiénes son las NoMo?

“No” viene de Not y “Mo” viene de Mother, es decir, Not Mother o en español No Mamá. El término NoMo fue acuñado en 2011 por Jody Day, una escritora inglesa que no pudo tener hijos por problemas de fertilidad y a raíz de ello creó una gran comunidad online para mujeres en sus mismas circunstancias. Sin embargo, una NoMo también puede serlo por elección y la generación actual de mujeres jóvenes lo prueba. Veamos los elementos principales que conforman a una NoMo y algunas evidencias de que este grupo demográfico está creciendo cada vez más.

Elementos de una NoMo

– Buena educación

Se ha encontrado un correlación entre el nivel educativo de las mujeres y su decisión de tener o no tener descendencia. En la ciudad de México, por ejemplo, las trabajadoras que son mamás y cuentan con estudios medios o medios superiores representan el 36% de la población femenina con hijos, mientras que las NoMos con ese mismo grado académico alcanzan el 67.2% dentro de su grupo.

– Ambición Profesional

Una de las motivaciones más claras de las NoMos para no procrear es que prefieren dedicar su tiempo a crecer profesionalmente y no están dispuestas a interrumpir sus años más productivos a nivel laboral, por aprovechar sus años más “productivos” a nivel biológico. En ese sentido, las estadísticas muestran que en el D.F. la tasa global de fecundidad disminuyó de 5.3 a 1.8 hijos por mamá entre 1970 y 2009.

– Casada o soltera

Existe la creencia popular de que una mujer sin hijos no fue mamá porque no logró casarse ni tener una relación duradera a lo largo de su vida, y aunque es cierto en algunos casos, las NoMos también son mujeres casadas (o en unión libre) que han decidido junto con su pareja que tener bebés no es su prioridad. En ese sentido, 8.6 % de las parejas mexicanas no tiene hijos.

– Sin instinto materno

Más allá de cualquier explicación o estadística, las NoMos suelen ser mujeres a las que no les interesa tener hijos porque la idea de la maternidad no va con ellas. Esto no quiere decir que sientan una extraña aversión hacia los niños, ya que un gran número de NoMos también son PANKs (Profesional Aunt no Kids), es decir, las típicas tías consentidoras y solteras a las que les encanta invertir tiempo y dinero en sus sobrinos.

– Libre de estereotipos

Para ser una NoMo se requiere de mente abierta, ya que el rol tradicional de la mujer siempre ha estado ligado con el papel de madre.

Ser una NoMo, en conclusión, es ser un mujer libre que escucha su propia voz antes que la de cualquier otra persona y tiene la inteligencia y sensibilidad necesarias para decirse a sí misma: No voy a ser mamá… y está bien.

MiHeL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.