Tasa de desempleo podría elevar la volatilidad del mercado

El peso cerró la semana con una depreciación de 0.65% u 11.4 centavos, cotizando alrededor de 17.77 pesos por dólar, ubicándose entre las pocas divisas que cerraron con pérdidas semanales en la canasta de principales cruces. Desde las primeras sesiones de la semana el peso comenzó a perder terreno ante la cautela de los inversionistas antes de que se diera a conocer la decisión de política monetaria de la Reserva Federal y el crecimiento económico de Estados Unidos correspondiente al segundo trimestre.

A media semana el comunicado de la Fed fue acomodaticio, al indicar que la inflación persiste en niveles bajos, lo cual permitió un respiro momentáneo del peso, llevando al tipo de cambio hasta un mínimo en la semana de 17.55 pesos por dólar. No obstante, durante las sesiones del jueves y viernes el peso borró estas ganancias por la publicación del crecimiento económico de Estados Unidos. Durante el segundo trimestre, la economía estadounidense creció a una tasa anualizada de 2.6%, mostrando una recuperación en comparación al crecimiento del primer trimestre, cuando la economía estadounidense creció a una tasa de apenas 1.2%.

Aunado a esto, el viernes después de mediodía el Pentágono confirmó que Corea del Norte lanzó un misil balístico intercontinental, noticia que llevó al tipo de cambio a un máximo en la semana de 17.84 pesos por dólar.  Aunque se trata de una prueba que no puso en riesgo a Estados Unidos, podría significar una amenaza en poco tiempo y por ahora complica la estabilidad de Asia del Este.

En la semana que termina, el optimismo en relación a una apreciación sostenida del peso disminuyó. De acuerdo a datos del mercado de futuros de Chicago, las posiciones especulativas netas a la espera de una apreciación del peso mostraron un incremento moderado de sólo 0.31% o 351 contratos a 112,890 contratos, en el periodo comprendido entre el 19 y el 25 de julio.

No se descarta que el peso pueda ganar terreno al inicio de la siguiente semana, pues el lunes a las 8:00 horas se publicará en México la estimación oportuna de crecimiento correspondiente al segundo trimestre, el cual Banco Base estima se ubique en una tasa trimestral desestacionalizada de 0.4% y una tasa anual de 2.9%. Sin embargo, otros indicadores también serán relevantes la semana entrante. El martes se publicarán los indicadores mensuales sobre las condiciones de la actividad manufacturera a nivel global, mientras que el viernes se publicará en Estados Unidos la nómina no agrícola y la tasa de desempleo de julio, datos que podrían elevar la volatilidad del mercado cambiario.

En la semana, el peso alcanzó un mínimo de 17.5587 y un máximo de 17.8406 pesos por dólar. Por su parte, el euro alcanzó un mínimo de 1.1613 y un máximo de 1.1777 dólares por euro. Mientras tanto, el euro-peso alcanzó un mínimo de 20.4971 y un máximo de 20.9551 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta.

A las 2:58 p.m. las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 17.7690 pesos por dólar, 1.3147 dólares por libra y en 1.1758 dólares por euro.

Gabriela Siller; PhD
Director de Análisis Económico-Financiero.
Banco BASE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.