Gabriela Siller -

El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.24% o 4.5, cotizando alrededor de 18.66 pesos por dólar, ante la posibilidad de que la implementación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio en Estados Unidos que está próxima a ser anunciada por la Casa Blanca, excluya a los países que integran el TLCAN. Ayer por la tarde el asesor comercial de Donald Trump, Peter Navarro, dijo que una vez confirmados los aranceles entrarían en vigor entre 15 y 30 días después y agregó que la proclamación tendrá una cláusula que exenta a Canadá y México de dichos impuestos. Varias fuentes indican que la confirmación de los impuestos podría ser hoy por la tarde o mañana viernes.

Resulta claro que la administración de Trump enfrenta presiones que lo están obligando a mesurar su estrategia proteccionista. Ayer el presidente del Comité de Medios y Formas de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin Brady, publicó una carta en donde solicitó reconsiderar la imposición de impuestos de manera general para evitar consecuencias negativas para la economía estadounidense y sus trabajadores. La carta tiene la firma de 107 congresistas republicanos. Cabe recordar que en días recientes, el líder republicano de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo estar preocupado por los efectos económicos que podrían resultar de los aranceles anunciados por Estados Unidos.

Por ahora, los participantes del mercado parecen menos nerviosos, pues probablemente la Casa Blanca cuidará mantener el respaldo de los republicanos en el Congreso. Lo anterior ha permitido que el tipo de cambio borre parte de las pérdidas de la semana pasada, pero la apreciación se ha detenido en el soporte de 18.66 pesos por dólar. Es poco probable que el peso siga recuperándose en el corto plazo más allá de dicho nivel hasta que se confirme que los nuevos impuestos en Estados Unidos no afectarán el comercio con México.

Por otro lado en México, hace unos momentos se dio a conocer la inflación correspondiente a febrero la cual se ubicó en una tasa interanual de 5.34%, bajando de 5.55% en enero, mientras que la tasa de inflación mensual se ubicó en 0.38%, también menor a la observada en enero de 0.53%. La menor inflación general se debe a que el subíndice de inflación no subyacente, que incluye a los productos cuyos precios son más volátiles, registró un incremento mensual de apenas 0.08%, gracias en parte a un retroceso mensual de 7.04% en los precios de frutas y verduras. No obstante, el subíndice de precios de energéticos registró un incremento mensual de 1.58%. Por su parte, el subíndice de precios subyacente, que es el componente medular de la inflación general, subió a una tasa mensual de 0.49%, ante un incremento mensual de 0.57% en los precios de las mercancías no alimenticias.

Considerando un tipo de cambio de 18.90 pesos por dólar, que la inflación de febrero se ubicó en 5.34% y la inflación al productor de febrero en 3.24% y asumiendo que la Reserva Federal sube su tasa de interés en 25 puntos base el 21 de marzo, Base estima una probabilidad cercana a 63% de que Banco de México vuelva a subir su tasa de interés. Cabe recordar que a pesar de los menores niveles de inflación, la Junta de Gobierno ha reiterado que existen riesgos al alza para la inflación relacionados a una posible depreciación de la moneda nacional durante los siguientes meses.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 18.60 y 18.85 pesos por dólar en cotizaciones interbancarias a la venta. El euro inicia con una apreciación de 0.07%, cotizando alrededor de 1.2420 dólares por euro.  El euro avanza de forma moderada luego de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sin cambios su política monetaria, retirando a su vez el lenguaje acomodaticio que en comunicados pasados indicaba la posibilidad de elevar el ritmo de compra de bonos en caso de que el panorama para la inflación se volviera desfavorable. Las ganancias del euro se han moderado pues Mario Draghi en conferencia de prensa ha restado importancia al cambio del lenguaje en el comunicado.

Es importante agregar que Mario Draghi también comentó sobre los aranceles a las importaciones que busca imponer Estados Unidos, diciendo que las decisiones unilaterales en materia comercial son peligrosas.

Mercado de Dinero.

En el mercado de dinero, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años inicia la sesión con un retroceso moderado de 1 punto base, ubicándose en 2.87%. En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años muestra un retroceso de 2.5 puntos base, ubicándose en 7.55%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 20.00 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 0.67% y representa el derecho más no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 18.7564 a 1 mes, 19.2110 a 6 meses y 19.7417 pesos por dólar a un año.

Gabriela Siller; PhD 
Director de Análisis Económico-Financiero.
Banco BASE

Deja un comentario