Pilotzi Noticias -

La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) aplaudió la derogación del artículo noveno transitorio del Reglamento de la Ley de Aeropuertos, el cual daba exclusividad a Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) para prestar los servicios de almacenamiento, distribución y suministro de turbosina.

Con lo anterior, precisó el organismo en un comunicado, se impulsa la libre competencia en el mercado nacional del combustible.

Explicó que dicho artículo interfería con la aplicación de la Ley de Hidrocarburos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de agosto de 2014, pero con la derogación publicada ayer, las 78 empresas con permisos de importación de turbosina tendrán mayor certeza jurídica para actividades antes reservadas para ASA.

El director general de la Canaero, Rodrigo Pérez-Alonso, dijo “con la apertura del mercado de turbosina otros proveedores tienen la posibilidad de participar en el mercado del combustible, con tarifas más competitivas, más transparencia en los costos de almacenamiento y una competencia sana entre los participantes”.

Sin embargo, expuso que aún queda pendiente la publicación de las tarifas reguladas de almacenamiento y expendio (into plane) de turbosina para lograr la implementación de la reforma energética en la aviación.

Así como la transición en la producción de turbosina tipo jetA1 a jetA, lo cual generará ahorros importantes para Petróleos Mexicanos ( Pemex )y para la industria aérea.

A su vez, el presidente del Consejo de la Cámara Nacional de Aerotransportes, Sergio Allard, expuso: “sabemos que este es el primer paso, y estamos pendientes de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publique las tarifas de almacenamiento para que arranque la comercialización de turbosina por parte de compañías privadas”.

Agregó “para ello, será necesario tomar en cuenta las voces de los actores involucrados, especialmente de las aerolíneas, para lograr una regulación transparente y acorde con las necesidades de todos”.

La libre competencia en el mercado de turbosina deberá traducirse en una reducción de costos en beneficio de las aerolíneas y del consumidor final, afirmó.

NTX

Deja un comentario