Pilotzi Noticias -

México debe fortalecer su mercado interno y la industria nacional para hacer frente al complicado entorno global que se tiene en la actualidad, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Enrique Guillén.

Dijo que si bien hace un año se hablaba del riesgo que entrañaría la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en la actualidad se ve un riesgo en las alianzas comerciales y el multilateralismo.

Lo anterior es derivado de las decisiones que escapan del ámbito de influencia de México, como la vuelta al proteccionismo y al nacionalismo a ultranza que otros países han adoptado, “disfrazándolos de defensa a su seguridad nacional”, acentuó.

Ante esta realidad, Guillén remarcó que el país debe estar enfocado en fortalecerse al interior, a fin de hacer frente a ese contexto internacional intrincado e impredecible.

En la inauguración de la Convención Nacional de Delegaciones, Sectores y Ramas, ante el presidente Enrique Peña Nieto, consideró pertinente aprovechar la sinergia establecida entre el sector privado y público para llevar la negociación del TLCAN y la coyuntura internacional, con la intención de reforzar las áreas de oportunidad y consolidar al país como una potencia.

“Tenemos claro que, para acabar con la desigualdad y la pobreza, el comercio exterior por sí solo no generará el crecimiento económico ni los empleos necesarios para ello”, por lo que es fundamental la expansión acelerada del mercado interno de producción, un trabajo donde todos tienen un papel que desempeñar, subrayó.

Frente a empresarios y funcionarios reunidos en el Centro de Congresos de Querétaro, opinó que el fortalecer el mercado interno implica que las empresas mexicanas se conviertan en participantes de alto valor agregado y estén conectadas a las cadenas productivas nacionales y globales.

Dijo estar convencido de que México requiere una revolución productiva que permita conquistar mercados “iniciando con el nuestro”, aumentar la productividad y lograr mejores condiciones de integración económica para ofertar productos de mejor calidad y precio.

“No hay tiempo que perder para reorientar nuestro enfoque del desarrollo: la industria es la respuesta”, manifestó Guillén, quien acotó que es importante mantener este vínculo y “que nos hagamos sentir, ya que es irrefutable: donde hay una industria fuerte existe crecimiento económico y mayores niveles bienestar”.

“Ni los obstáculos internos, ni las turbulencias económicas, ni las diferencias geopolíticas, podrán cambiar esa realidad incuestionable”, reiteró el líder de los transformadores, al llamar a los industriales a apuntalar una industria fuerte y unida.

NTX

Deja un comentario