Alfredo Huerta -

Existe una preocupación importante por el momento que vive China y las consecuencias que tendría en el crecimiento económico mundial. Con una expansión en el PIB del orden de 6.6% anual en 2018, China aporta más de 30% a la expansión mundial, es gran demandante de productos y servicios, por lo que sus importaciones vienen de la región de Asia en 51%, de Europa en 21%, Norteamérica, en 12% y Sudamérica, 6%.

El FMI ha venido reiterando de nueva cuenta que existe un alto riesgo sobre el proteccionismo comercial. Estados Unidos y China intentan alcanzar un acuerdo en el intercambio comercial que permita al primero ir reduciendo su déficit comercial, pero ligado al tema de propiedad intelectual sumamente importante.

Existen algunos factores que han generado la desaceleración:
1. El conflicto comercial con EU. El reacomodo de los mercados impactó negativamente en las exportaciones chinas que en diciembre bajaron 4.4%. Tradicionalmente este mes suele presentar buenos resultados por temporada navideña en Occidente.

2. El aumento en el nivel de la deuda doméstica (personas físicas y morales). Está causando que los consumidores chinos ajusten sus gastos.

3. Agotamiento del bono productivo. Mayores niveles de educación entre estudiantes que ha propiciado una clase trabajadora con mayor demanda salarial y elevando los costos de producción.

4. Debilitamiento en las inversiones. Las perspectivas inciertas para los exportadores chinos hicieron que las empresas retrasaran las inversiones y las contrataciones.

5. Medidas del Gobierno para contener la deuda y defenderse de los riesgos financieros. Actualmente, el Gobierno ha venido tomando precauciones en el otorgamiento de créditos para evitar el riesgo de liquidez y endeudamiento.

Esperanza para Venezuela

Intensa actividad este miércoles pasado en América del Sur. Juan Guaidó fue reconocido por Estados Unidos y 11 países más como Presidente interino, y da esperanza a millones de venezolanos. La economía de Venezuela registra una clara recesión importante con caídas de 18% anual (estimado para 2018) y una inflación que supera el millón %. El déficit fiscal es superior a 20% del PIB (dato a 2015). La deuda sobre el PIB hasta 2013 llegó a 72%, y actualmente no hay información confiable. La producción petrolera ha venido a menos ante un deterioro y falta de mantenimiento de la empresa petrolera PDVSA.

El PIB per cápita llegó a un máximo de 11 mil 290 dólares en 2012 y el FMI estima que en 2018 se contrajo hasta tres mil 300 dólares con una política económica y social con retroceso significativo al país.

Hoy se abre una luz de esperanza para iniciar un cambio y transformación que tanto necesita este país.

No obstante, vendrán presiones políticas de Rusia y, en menor medida, de China. La posición del cuerpo militar se vuelve relevante para definir tiempos y éxitos de esta posible transformación, aunque ayer respaldó a Maduro.

Nicolás Maduro rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos, y éste le comunicó que él no tiene ya autoridad para romper diplomacias. Vendrán semanas intensas en este tema.

Cortesía de 24 HORAS

Deja un comentario