Alfredo Huerta -

Después de los primeros 100 días de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador y su equipo que incluye la mayoría en ambas cámaras, resultan algunos contrastes entre el sentimiento y la percepción de la confianza y la economía vs. el desempeño de los mercados financieros en México.

Es indiscutible que el Gobierno ha trabajado muy bien su acercamiento a la gente a través de las reuniones mañaneras, ha ido buscando cumplir lo más pronto posible promesas de campaña, aunque su ejecución ha sido ineficiente en la mayor parte de los casos. Quitar las pensiones a ex Presidentes, venta de aviones y automóviles de uso de Gobierno, la cancelación del NAIM, combatir el robo de combustible. Todo esto con discursos de liberales contra conservadores, la lucha diaria contra la corrupción, entre otros, pero con iniciativas en el Congreso muy cuestionables.

En la parte económica, los primeros meses del año han sido de crecimiento muy lento ante una falta de confianza para la inversión directa a largo plazo, donde pesa también la falta de ratificación del T-MEC por parte de los Congresos de los tres países. Se desacelera el consumo privado, indicadores de manufactura, atentos al dato de este día de la producción industrial, aunque con una expectativa poco alentadora.

Instituciones financieras y otros organismos mundiales han ajustado el estimado de crecimiento de la economía mexicana ante una falta de catalizadores internos y el riesgo externo de una desaceleración, incluido Estados Unidos.

Por otro lado, vemos un tipo de cambio que al cierre de ayer registra una apreciación de 1.5%, beneficiado por la entrada de inversión extranjera a mercado de dinero principalmente. Hasta el 1 de marzo, como último dato conocido, han ingresado 92 mil 104 millones de dólares tanto a Cetes como a Bonos en donde participan en la curva corta-media. Consideramos que dicha apreciación del peso será temporal debiendo entrar en un período de mayor volatilidad entre marzo y julio del presente año.

El diferencial entre las tasas de interés de México y Estados Unidos de 575 puntos base está siendo muy bien aprovechado una vez que la Fed dejó en claro que mantendrá las tasas de interés sin cambio quizá en todo 2019 y el riesgo de mayores aumentos por parte del Banxico se ha disipado ante una inflación, hoy, debajo de 4.0% anual.

La Bolsa que siempre asimila la condición de la economía y las expectativas futuras presenta un desempeño “pobre” frente a otros mercados. Hasta el cierre de ayer, registra un variación positiva de 0.24%, aunque las condiciones lo hacen aún poco atractivo.

Resultado del Brexit

Ayer, la votación del Parlamento británico alcanzó los 242 sufragios a favor y 391 votos en contra sobre la creación de un canal de arbitraje (como una póliza de seguro) para cualquier disputa entre las fronteras irlandesas y así extender el reemplazo de las fronteras con otros acuerdos para diciembre de 2020.

Ahora, la votación será sobre una “salida sin acuerdo”, y el día de mañana en caso de un resultado negativo, será sobre la extensión de un plazo de salida hasta tres meses posteriores del 29 de marzo como fecha acordada.
La libra puede moverse entre 1.25 y 1.335 dólares, donde tendría referencias en caso de penetrar cualquiera de estos niveles.

Cortesía de 24 HORAS

Deja un comentario