Pilotzi Noticias -

Los temas ‘agrios’ para la economía mexicana, como la renegociación del TLCAN y las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, no deben ser una preocupación para la nota crediticia del país en los próximos meses, de acuerdo con la calificadora Moody’s.

La agencia mejoró la perspectiva de la deuda soberana de México de ‘negativa’ a ‘estable’ y mantuvo la calificación en ‘A3’, al considerar que la renegociación del TLCAN llegará a buen término; a los sólidos fundamentos macroeconómicos del país, tras las reformas estructurales; y a que sin importar quién gane las elecciones presidenciales, será difícil que se debilite la economía.

La nota ‘A3’ se ubica en el séptimo de los 10 escalones que tiene Moody’s en su definición de calificaciones con grados de inversión.

Las obligaciones calificadas con ‘A’ se consideran de grado medio alto y están sujetas a un bajo riesgo crediticio.

Moody’s agrega los modificadores numéricos 1, 2 y 3 a cada clasificación. El número 3 significa que está en el extremo inferior de esta categoría.

En julio de 2017, Standard & Poor’s revisó la perspectiva de la calificación soberana de México de ‘negativa’ a ‘estable’, con el argumento de que el país estaba respondiendo adecuadamente a presiones externas y a la volatilidad financiera. Un par de semanas después lo hizo Fitch bajo el mismo criterio, por lo que Moody’s es la última en unirse a la tendencia.

Con información de EL FINANCIERO

Deja un comentario