Sergio Luna -
  • La próxima semana esperamos el anuncio de un nuevo paquete de apoyo a Pemex, según lo anunció el Secretario Urzúa. Después de dos intentos fallidos, es difícil predecir si las medidas serán suficientes para recuperar la confianza de los inversionistas. Los mercados en los últimos días parecen estar dando el beneficio de la duda con una recuperación en el diferencial entre el rendimiento de los bonos de Pemex y el del soberano.  Sin embargo, hay elementos para ser menos optimistas, pues la posibilidad planteada por el Subsecretario Herrera de postergar el proyecto de la Refinería de Dos Bocas ya ha sido desechada por el Presidente y, la Secretaria Nahle anunció hoy que los farmouts podrían frenarse hasta 2020. Sin éstos es difícil que Pemex pueda aumentar su inversión en aguas arriba y por ende lograr el objetivo presidencial de aumentar la producción.  La opción de postegar la refinería también daba esperanza de que los recursos de ese proyecto podrían destinarse a la exploración y producción.  Hasta ahora, la presión que han ejercido los mercados ha tenido un impacto positivo sobre las decisiones gubernamentales. La próxima semana veremos si la tercera es la vencida.  Cabe mencionar que desde nuestra perspectiva la producción de petróleo este año será 1.72 mdbd (-7% anual), por debajo de lo proyectado por la SHCP, y los más recientes niveles de producción representan riesgos a la baja para nuestra previsión.
  •  Desaceleración de la actividad económica en casi todas las regiones del país durante el último trimestre, aunque los empresarios mantienen confianza para los próximos meses. En el reporte de Banxico se estima que la región sur registró una contracción, mientras que en el norte y en el centro se observó poco avance económico y solo en el centro norte se habría dado una aceleración en la actividad. La caída en la producción minera, particularmente la petrolera habría incidido en el deterioro económico del sur del país; en tanto que el resto de los sectores mostraron comportamientos mixtos: debilidad generalizada en las manufacturas, construcción en desaceleración –excepto en centro norte del país– y actividad comercial en contracción en el norte y sur, al tiempo que el sector turístico reportó un comportamiento positivo. En contraste, la confianza de los consumidores en las cuatro regiones del país que considera el banco central sigue creciendo. Los directivos empresariales, manifestaron que los precios de venta no se vieron impactados por la distribución de combustibles a inicios de 2019, aunque la mayoría señaló haber tenido algún tipo de afectación. Finalmente, en general se anticipa un aumento de la demanda de bienes y servicios para los próximos doce meses, aunque el optimismo es menor al observado hace un trimestre.
  • Movimientos negativos en los mercados financieros de México y EUA. En Estados Unidos los índices accionarios cortaron una racha de tres días de ganancias pues se anticipa que en el resto del mes no se realizarán reuniones que puedan poner fin a la guerra comercial con China. En el mercado financiero de Wall Street, el índice S&P500 disminuyó 0.09%, después de aumentar 2.5% en los tres días previos. En México la bolsa registró una disminución de 0.37% respecto al miércoles, acumulando una pérdida en el año de 12.6%. La cotización del peso mexicano se ubicó en 19.32 por dólar, 0.17% por arriba del cierre del día anterior. Por su parte, el rendimiento del Bono-M a 10 años terminó en 8.06% (+1.3 pb respecto al día previo). De las curva por plazo de las tasas se infiere que el mercado mantiene la expectativa de que Banxico bajará este año medio punto porcentual su tasa de referencia, a 7.75%.

 

Deja un comentario