Avatar -

Faltan cuatro días para elecciones en España y las tendencias anticipan un gobierno de coalición. No son noticias nuevas sino confirmaciones de lo que las encuestas habían adelantado; al parecer, Sánchez se quedará al frente del gobierno tras una alianza —aún incierta— con el partido Ciudadanos.

Sería, todavía mejor, que se lograra un acuerdo con Unidas Podemos, pero esto dependerá de los votos que alcancen en la jornada del próximo domingo.

El debate de la noche del lunes pasado, nos mostró a cuatro candidatos —dos de izquierdas, uno de derechas y a un pragmático— que trataron de convencer a los votantes indecisos. Se tocaron los temas más difíciles por los que atraviesa España: impuestos, desahucios, Cataluña… De ese debate, se pueden recuperar algunos cinco consejos útiles para los representantes del pueblo.

Primero, los políticos no deben mentir. Aunque parezca innecesario decirlo —pues está escrito en las tablas de la ley de Moisés— faltar a la verdad es un error; en política, todavía más. Al finalizar cada discurso, debate o conferencia, los analistas esperamos el recuento de ambigüedades y mentiras que buscan desinformar a las audiencias. Los medios han tenido que recurrir a esta práctica pues la era Trump fue el triunfo de la posverdad y las noticias falsas.

Durante el debate, solamente un candidato no faltó a la verdad: Pablo Iglesias. Y más allá de fobias y de filias partidistas, hay que reconocer el gran capital moral que la verdad da a los actores políticos y la seguridad que otorga a los ciudadanos saber que pueden confiar en los políticos que los representan. Las certezas generan inercias que son indispensables al momento de gobernar.

Segundo, es mejor utilizar argumentos que “dibujitos”. El candidato del partido Ciudadanos, Albert Rivera, utilizó gráficas e imágenes de periódico para intimidar a Pedro Sánchez del PSOE. La estrategia fue útil hasta el año pasado; la noche del debate pareció agresiva y vieja: lo que antes fue sorpresa, el lunes fue rijoso.

Tercero, si eres el Presidente actúa como el Presidente. Pedro Sánchez, actual jefe de gobierno, mantuvo el tono presidencial durante el debate. Nada de retórica entre candidatos ni exabruptos electorales. Sánchez, quien es posible que se mantenga al frente de la Moncloa, envió señales de profesionalismo y seguridad al conducirse —en todo momento— conforme a la investidura presidencial.

Cuarto, defienda y respete la Constitución. Los votantes no queremos vérnoslas con triquiñuelas de leguleyos. No, no necesitamos más artimañas sino defensores de los textos constitucionales y garantes del respeto a lo ahí escrito. Cualquier intento de omisión o interpretación genera recelo y distancia.

Quinto, defienda los derechos de las mujeres, pues somos tan humanas, tan ciudadanas y tan votantes como cualquiera. Por eso, nuestras necesidades deben ser atendidas con la prioridad que implicar representar la mayoría del padrón electoral.

Sirvan estos consejos útiles urbi et orbi… por si ocupan.

Cortesía de LA RAZÓN

Deja un comentario