Pilotzi Noticias -

María del Rosario “N” fue encontrada muerta en la zona del bosque de la Magdalena Contreras, en la Ciudad de México.

La mujer era madre de Bruno, un niño de cinco años que fue encontrado deambulando sobre Periférico Sur, en los alrededores del centro comercial Perisur, la noche del pasado 26 de marzo.

Desde aquella fecha, no se sabía nada de los padres del menor. Familiares de Bruno fueron quienes acudieron por él ante las autoridades.

Incluso, los mismos familiares levantaron una denuncia ante la fiscalía antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, ya que una de las primeras líneas de investigación era el secuestro de ambos padres.

Versiones extraoficiales del caso sostienen que el día de los hechos, la mujer pasó por su hijo quien asistía a clases de natación, iban con dirección a su casa cuando fue secuestrada en la colonia Insurgentes Cuicuilco, Coyoacán.

Las 18:00 horas de aquel 26 de marzo fue la última que sus familiares tuvieron contacto con ella.

Bruno fue abandonado en Periférico por un automóvil blanco en el que venía con un desconocido y su mamá; éste le dijo que se quedara ahí que pronto su papá vendría por él, cosa que no sucedió.

Los padres habrían tenido una disputa laboral, de la cual familiares no dieron detalles, sin embargo, si relataron que el año pasado estas personas allanaron la casa de la víctima llevándose aparatos electrónicos y una computadora.

Con información de LA SILLA ROTA

Deja un comentario