Pilotzi Noticias -

La creencia más frecuente acerca de la causa del aparecimiento de una hernia es haber realizado un esfuerzo por la carga de algún objeto pesado, sin embargo, esta creencia es errónea. Una hernia es una protuberancia de tejido en la pared del músculo que lo sostiene. Existen varios tipos de hernias, pero la gran mayoría se desarrollan en las zonas del abdomen y la ingle.

La Dra. Eva Ramírez Avilés, especialista en Cirugía Gastroenterológica y Laparoscopía Avanzada del Hospital Sedna, comentó que “es común que los primeros síntomas de fácil detección, es sentir un bulto en el abdomen o la ingle y también, cerca de una cicatriz de alguna cirugía del pasado. El bulto puede desaparecer cuando usted lo presiona o se acuesta. Puede ser doloroso, especialmente al toser, al agacharse o al levantar algo pesado, además de sentir debilidad o presión en la zona afectada”.

“Las hernias abdominales llegan a afectar entre el 10 al 15% de la población, si se presenta dolor o el crecimiento de la protuberancia, es recomendable realizar una intervención quirúrgica para evitar complicaciones que pudieran poner en riesgo la vida del paciente. En algunos casos, los pacientes no atienden de inmediato estas señales y postergan la visita con el especialista durante meses o hasta años ocasionando un estado vulnerable de su salud y mala calidad de vida.”

Existen varios tipos de hernias y se clasifican dependiendo el lugar del cuerpo donde se desarrollan:

Inguinal: la protuberancia se forma en la ingle suelen ser más frecuentes en hombres que en mujeres. Los factores de riesgo pueden ser:

·       Por genética

·       Ser fumador

·       Personas con estreñimiento crónico

·       Nacimiento prematuro y bajo peso al nacer

·       Embarazo

Umbilical: aparecen en la región del ombligo, y algunas de sus causas pueden ser:

·       Tener sobrepeso

·       Tener embarazos múltiples

·       Ser Mujer

Incisional: Se genera a causa de una cirugía previa, cerca de una cicatriz. Las personas son más susceptibles entre los 3 y los 6 meses después de algún procedimiento. Los factores de riesgo son:

·       Realizar actividades que conlleven un impacto físico importante

·       Ganancia de peso

·       Embarazo

Las hernias siempre deberán estar vigiladas por un especialista, ya que pueden originar una obstrucción intestinal, lo que puede ocasionar gangrena, y derivar complicaciones que puedan poner en riesgo la vida del paciente.

“En la actualidad, gracias a los avances científicos y tecnológicos, hay cambios significativos e importantes en el tratamiento de las hernias, principalmente en la aplicación de técnicas laparoscópicas, lo que hace que el paciente presente un menor dolor postoperatorio y una pronta recuperación, lo que le permitirá reincorporarse a sus actividades en un menor tiempo”, señaló la especialista.

“Es importante, para cualquier persona que presente alguno de los síntomas de este padecimiento, acudan de inmediato con el especialista para un diagnóstico oportuno y la vigilancia adecuada”, finalizó la Dra. Ramírez Avilés.

Deja un comentario