Sergio Luna -
  • El gobierno presentó un plan que pretende aliviar la carga tributaria de la empresa, acompañado por un esquema de reestructura de pasivos con el apoyo de tres bancos internacionales. La operación consiste en un crédito sindicado que refinanciará la deuda por 2.5mmd, además de la renovación de dos líneas de crédito revolvente por hasta 5.5mmd, en ambos casos los plazos se amplían de 3 a 5 años. Dado que la paraestatal anuncia que no se incrementan sus pasivos, suponemos que dichos recursos cubren los vencimientos de Pemex durante 2019 (6.5mmd) o amortizan principal de los 106.5 mmd de la deuda total de la compañía. Pensamos que esto aligera el problema de liquidez de corto plazo de la paraestatal, pero no involucra ningun cambio en su narrativa de negocios. Eso se confirma por el hecho de que el alivio tributario implica un esfuerzo de Hacienda, no de Pemex.  
  • Mercados financieros afectados por conflicto comercial entre EUA y China. Después de las medidas anunciadas por EUA –de imponer una tarifa de 25% a las importaciones de China (por valor de 300mmd)–, el país asiático elevará de 5% a 25% el arancel a 2,493 bienes estadounidenses (60mmd), además 1,078 bienes adicionales serán sujetos a un arancel de 20% y 974 a uno de 10%. Las medidas entrarán en vigor el 1 de junio. En este entorno y ante el temor de que continué escalando la problemática entre ambas naciones, Wall Street profundizó su caída, el Nasdaq retrocedió 3.41% y el S&P500 cayó 2.41%. El mercado local siguió esta tendencia, aunque con menor intensidad, al caer 0.55% con respecto al cierre previo, para culminar en 43,142.0 puntos. En tanto, el rendimiento de los bonos del Tesoro de EUA a 10 años retrocedió 6.6pb, mientras su contraparte nacional, el BonoM, se mantuvo lateral con un alza de 0.2pb. En el mercado cambiario, el peso se depreció 0.61%, para terminar la jornada en 19.22 por unidad. En lo relativo al precio del petróleo, la cotización de la mezcla mexicana terminó en 62.86 dpb, -0.21% con respecto al previo.
  • Incrementos moderados en negociaciones salariales. Durante abril los salarios contractuales de jurisdicción federal registraron incrementos más moderados que en el primer trimestre del año, aunque en el sector privado continúan elevados. El alza nominal de los salarios en abril fue de 4.9% (6.6% el mes anterior). En el sector privado el incremento ascendió a 5.9%, mientras que en el púbico fue de 3.4%.  Por actividad, destacan los aumentos en agropecuario (12.4%), minería (7.1%), manufacturas (6.9%) y comercio (5.4%). Por número de trabajadores, destacó la revisión en el sector de electricidad (CFE) con 90 mil personas y un incremento de 3.4%. De esta manera, en enero-abril el crecimiento del salario nominal ascendió a 5.7%, el mayor para un enero-abril desde 2002. En enero-abril el crecimiento del salario real ascendió a 1.5%, el mayor para un enero-abril desde 2016. En el sector privado el aumento fue de 2.0%, el mayor para un periodo similar desde 2001. Finalmente, los salarios para el sector público disminuyeron 0.9%. en el periodo referido.

 

Deja un comentario