Jorge Gordillo Arias -

Recién concluyó la reunión de política monetaria de Banco de México. En línea con lo que esperábamos, la autoridad mantuvo sin cambios la tasa de fondeo en 8.25%. Sin embargo, la decisión no fue unánime, ya que uno de los integrantes de la Junta de Gobierno votó a favor de un recorte de tasas.

La decisión recae en el hecho de que el balance de riesgos para el crecimiento del país se volvió  más incierto, esto es, el entorno actual sigue presentando importantes riesgos de mediano y largo plazos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y el proceso de formación de precios en la economía

Para Banxico, persiste una fuerte incertidumbre asociada principalmente a la relación bilateral entre México y EUA (amenaza arancelaria) y respecto de las perspectivas crediticias, tanto para la deuda de Pemex como la soberana.

A pesar de que la decisión no fue unánime, la autoridad monetaria mantiene en su comunicado un tono de cautela y preocupación, ante las dificultades del actual panorama económico y financiero, y no parece abrir la puerta a un inminente recorte de tasas en el corto plazo.

La reacción del peso mexicano es limitada, y se mantiene cotizando alrededor de $19.15 spot. La moneda está más atenta a lo que pueda suceder este fin de semana en la reunión entre Trump y Xi Jinping.

Deja un comentario