Sergio Luna -

Nuestra lectura del mercado. Semana muy complicada para México. Las agencias calificadoras emitieron nuevas opiniones sobre la nota soberana de México, ya era esperado, pero fue antes de lo previsto. Fitch y Moody’s realizaron cambios; mientras que la agencia calificadora más importante, S&P Ratings, no se ha pronunciado al respecto.  

Escenario de aranceles. El escenario de México se complica con la intención de EUA de poner cuotas a las importaciones mexicanas de hasta el 25%. El presidente Trump pretende imponer un arancel del 5% a partir del lunes 10 de junio e incrementarlos de 5% en 5% al inicio de cada mes posterior, hasta alcanzar el 25% el 1 de octubre. La razón, la inmigración ilegal proveniente de México. Nuestros economistas dicen que, si el ajuste se diera vía cantidades, las pérdidas para el PIB mexicano estarían en un rango de entre 0.9% con un arancel de 5%, y 4.6%, con un arancel de 25%. Si el ajuste se diera vía precios, el peso se depreciaría 8.3% sin represalias u 8.6% con represalias, con un arancel del 5% o entre 42% y 59% si las tarifas suben a 25%. Sin embargo, nuestros economistas opinan que las consecuencias de estas políticas serían tan catastróficas que es muy poco probable que se materialicen por completo.

‘Amor de verano’ del oro depende de la Fed y la guerra comercial. En medio de la guerra comercial, el oro ha fungido como activo refugio de valor al cotizar por arriba de los US$1,340 dólares la onza, equivalente a un incremento del 5.3% desde los mínimos del año (el 21 de mayo pasado). De cara al verano, nuestros estrategas comentan que la fortaleza del metal dependerá de los resultados de la reunión de política monetaria de la Fed el 18-19 de junio, la cumbre del G-20 y los impactos que estas reuniones tengan sobre el dólar, las tasas de interés y los mercados de capitales. Nuestros estrategas se mantienen optimistas en el metal, donde prevén un precio promedio de US$1,325 dólares en el 2T19, US$1,350 para la segunda mitad del año y una proyección de US$1,375 para 2020.

Recompra de acciones. La actividad de recompra de acciones por parte de las empresas mexicanas ha sido lenta comparada con lo visto en 2018. La diferencia principal es que el mercado local, aún y con tanto vaivén, continúa en terreno positivo en 2019 vs. una caída de ~8% a estas alturas del año pasado. En casi 6 meses que han transcurrido de 2019, el monto recomprado está 35%por debajo de lo recomprado en el mismo periodo del año pasado y representa el 26% del total recomprado en todo 2018. Por emisora, Gruma y Liverpool son las más activas en recompras entre las que están en el índice. De las que están fuera, Herdez y Vesta. Llama la atención no ver a las FIBRAs entre las más activas, aunque entendible por el buen desempeño 2019. Sorprende no ver a Cemex recomprando sus propias acciones.

 Panorama Bursátil al 7 de junio de 2019

Deja un comentario