Pilotzi Noticias -

La nueva disposición de ley sobre la Norma Oficial Mexicana (NOM) 003 que entró en vigor apenas el 1 de julio pasado, está impactando negativamente a las empresas importadoras de equipos eléctricos, las cuales ahora tienen que pagar certificados que van de los 18 mil a los 30 mil pesos.

El monto parece menor, sin embargo no sólo se trata del costo del documento, pues también el tiempo que tarda dicho trámite se ha alargado, se están tardando dos meses en ser liberadas, lo que provoca que mercancías se queden detenidas en las aduanas. Esta modificación está entorpeciendo y encareciendo las importaciones de este tipo de productos. Las empresas ya no pueden utilizar la opción de ´´Carta de no comercialización´´ para importar material eléctrico que entra bajo la NOM-003 sin que tenga certificado NOM vigente a nombre del importador con sede en México.

Este documento, servía para traer al país mercancía especializada, es decir que su comercialización no estuviera dirigida al consumidor final, así como también muestras de diversos productos.

En ciertos casos, en los cuales no se iba a vender el producto sino que era para uso personal, podía haber excepciones y se podía exentar la NOM con la comprobación de una carta compromiso. Sin embargo, se abusó de ésta medida. Por lo que ahora ya no se puede exentar a través de una carta compromiso, por ejemplo, de una refacción o una herramienta que es para uso personal.

Cuando se hace una importación a través del Programa Immex o del programa sectorial Prosec también se pueden exentar. Aunado a ello, las firmas certificadoras tienen que emitir la información electrónica a las aduanas de las empresas que pueden importar con base en una NOM, pero estuvieron fallando en sus procesos, lo cual ha generado retrasos en los trámites. Delicado lo que sucede para algunos empresarios del país.

Protocolo pendiente

Tarde pero al fin, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, que encabeza la joven Luisa María Alcalde Luján, ha publicado el Protocolo para la legitimación de contratos colectivos de trabajo existentes. Se destaca que los sindicatos para legitimar sus procedimientos deben llamar a votación a los trabajadores, mediante el voto personal, libre, directo y secreto, y dar claridad sobre el proceso que deben seguir los sindicatos para que en cuatro años todos los contratos hayan sido legalizados.

Para que realicen la votación, los sindicatos deben primero informar a la autoridad laboral la fecha en la se llevará a cabo y deberán dar a conocer el número de expediente bajo el cual está depositado el contrato laboral. Además de documentar el número de trabajadores afiliados con derecho a votar. Y varios detalles legales más.

Lo importante en todo esto, es que se respeten los derechos de los empleados, sin que puedan ser coaccionados de forma alguna.

otro punto medular es que se acaben los cacicazgos, esos personajes que aún vemos solapados por políticos, que aún hacen de las suyas, luciendo caros relojes, joyas finas, propias de una subasta de las que recientemente hace el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes para Devolverle al Pueblo lo Robado. El manto protector de la impunidad de líderes sindicales, debe acabarse de una vez por todas, si realmente se desea hacer justicia a los obreros en nuestro país.

Deja un comentario