Gabriela Siller -

El peso cerró la sesión con una depreciación moderada de 0.12% o 2.4 centavos, cotizando alrededor de 19.51 pesos por dólar. La depreciación del peso mexicano se da a la par de un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense, el cual llevó a su índice ponderado a incrementarse en 0.17%.

El fortalecimiento del dólar se da como una corrección al alza, previo a la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), la cual será publicada durante la sesión del jueves 12 de septiembre, a las 6:45 horas. La cautela del mercado se debe a la expectativa de que el BCE podría anunciar un recorte adicional a la tasa de depósitos, que actualmente se encuentra en -0.40%, y/o un regreso del programa de compra de bonos. Cabe notar que la expectativa de una política monetaria más acomodaticia se ha fortalecido en los últimos meses, debido a que la inflación de la Eurozona continúa en niveles bajos, situándose en 1.0% en agosto, así como por la publicación de datos económicos considerados negativos, particularmente para Alemania, Francia e Italia, lo que apunta a un crecimiento económico más débil durante la segunda mitad del año.

Después del anuncio, Mario Draghi dará una conferencia de prensa en donde podrían darse señales sobre el futuro de la política monetaria del BCE.

Por su parte, en México la agencia calificadora Fitch Ratings mencionó que el apoyo del gobierno a Pemex no es suficiente. Los comentarios surgieron luego de que se diera a conocer que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció una inyección de capital por 5 mil millones de dólares y una nueva emisión para el refinanciamiento de deuda a corto plazo. De acuerdo a Fitch, el incremento en el apoyo a Pemex no es suficiente, pues las inversiones de la compañía no se realizan en las áreas de explotación y producción, lo que en consecuencia, podría causar una reducción anual de 5% en la producción petrolera.

Aunque los comentarios de Fitch no tuvieron un efecto observable sobre el tipo de cambio, sí indican que los riesgos para la economía mexicana se mantienen, pues una reducción en la calificación crediticia a Pemex, podría llevar a un ajuste a la baja en la calificación soberana de México.

Durante la sesión, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 19.4735 y un máximo de 19.5732 pesos por dólar. El euro-peso alcanzó un mínimo de 21.4431 y un máximo de 21.5645 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.0985 y un máximo de 1.1056 dólares por euro.

Deja un comentario