Alfredo Huerta -

Estamos en el último trimestre del año en medio de una fuerte desaceleración mundial a consecuencia de una gran necedad del gobierno de Donald Trump de querer forzar cambios rápidos en los intercambios comerciales globales, a fin de incrementar el ritmo de creación de empleos y el retorno de empresas a los Estados Unidos.

El resultado hasta el momento es que Europa, ya en medio de un conflicto con Estados Unidos, se encuentra cada vez más cerca de una recesión. El crecimiento de la economía se ubica en el 1.1% anual, pero los últimos indicadores de manufactura y servicios lo llevarán a un crecimiento más cercano a cero, con tasas de interés negativas y una inflación débil. Enfrenta anuncio de próximos aranceles entre el 10 y 25% por el equivalente a 7,500 millones de dólares. La tasa de desempleo, según el Banco Central Europeo (BCE) se mantendrá en el orden de 7.3 y 7.7% entre 2019 y 2021, estable pero insuficiente para las necesidades de demanda de empleos que requiere su sociedad.

Respecto a China, esta semana retornarán a la mesa de negociaciones. Existen puntos críticos que el gobierno americano no cede y los tiene en la mesa. Requiere de cambios jurídicos y cambios en el modelo económico de China, como es el tema de propiedad intelectual, ciberseguridad, transferencia forzada de tecnología, beneficio fiscal y operativo de empresas chinas, así como la compra de productos agrícolas. Quizá el último punto pueda ser susceptible de avances.

El intercambio comercial entre Estados Unidos y China se ha reducido, estimando que 2019 concluya con una contracción cercana a 20%, favoreciendo de alguna manera a México.

En cuanto al T-MEC, falta la ratificación de los congresos en Estados Unidos y Canadá, en medio de un ambiente político electoral creciente en intensidad. Los demócratas buscan asegurar el pleno cumplimiento, especialmente en México, de la legislación laboral y fortalecer los derechos de los trabajadores. También busca fortalecer las reglas de protección al medio ambiente y disminuir el período de exclusividad para datos de patentes biológicas. Octubre se vuelve un mes crítico para su ratificación o desfase hacia 2020 cuando menos.

El crecimiento de la economía de Estados Unidos transita al 2.0% anual con un ritmo de creación de empleos, últimos 12 meses de 179 plazas. Si hacemos un comparativo trimestral, en el tercer trimestre de 2018 se crearon en promedio 217 plazas y en este tercer trimestre de 2019 se crearon 157 mil, un ajuste del 28% en el ritmo de creación de empleos.

La FED se enfrenta a presiones políticas por el mismo Donald Trump. Además del conflicto comercial global y su efecto hacia la desaceleración económica, el riesgo del impeachment está presente. La tasa promedio de los últimos 20 años en la economía americana es de 1.6% anual. Las probabilidades de baja en la tasa de referencia están por arriba del 75% en el mercado hacia su próxima reunión del 30 de octubre. Jerome Powell, considera que a pesar de que la economía enfrenta algunos riesgos, en general está en buen pie. “Nuestro trabajo es mantenerla allí el mayor tiempo posible”.

Para redondear todo esto, se tiene el “Brexit” cuando faltan 24 días para la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Afectará entre otras cosas, el intercambio comercial entre ambos. Hasta ahora, la propuesta hecha por Boris Johnson no tiene el interés esperado de la Unión Europea y de Irlanda.

 

Deja un comentario