Pilotzi Noticias -

El temperamento ha llevado a varios directores técnicos a ser problemáticos en la Liga BBVA MX, tanto para el club que los contrata, como para ellos mismos; de tal forma que han sido estigmatizados y bien pudieran recibir el mote de ‘los jefes de las tarjetas rojas’.

No saben ponerle límite a su carácter y eso les trae consecuencias con expulsiones, sanciones y no estar presenta en partidos de sus clubes y entre los que se encuentran entrenadores como: Miguel Herrera, Ricardo Ferretti, Tomás Boy y Ricardo La Volpe.

El último episodio de furia lo protagonizó el estratega de América, después de ver la tarjeta roja en la derrota de su equipo 2-5 ante Cruz Azul, y de expresar un insulto a los árbitros del encuentro. Para el ‘Piojo’, hasta hace unos cinco años, era una costumbre ser expulsado en cada torneo, hasta dos veces, como sucedió en sus inicios cuando dirigía al Atlante y en Monterrey; sin embargo, su mayor sanción se dio en el timón de Xolos de Tijuana al recibir una sanción de cinco juegos -que luego se le dedujeron a cuatro, tras apelar-, por reclamar e insultar a la autoridad y hasta a aficionados.

En 17 años de carrera, Miguel Herrera ha recibido 34 tarjetas rojas en torneo regular y cinco en liguilla; éstas las tuvo en la vuelta de los cuartos de final dirigiendo a Xolos; dos con América: en la final de vuelta contra León y otra más en cuartos de final de vuelta contra Pumas, ambas en 2013.

Como entrenador de Atlante; en 2003, en la ida de semifinales contra Pachuca y se perdió la vuelta; en 2014 en la vuelta de cuartos de final ante Chivas.

Además, no sólo son las expulsiones, sino que el ‘Piojo’ se ha enfrentado a los Códigos de Ética y Disciplinario, derivado de los insultos y enfrentamientos que ha tenido con árbitros y aficionados.

‘Tuca’ Ferretti también es un caso especial. El brasileño-mexicano es capaz de pelear con un colega, con un árbitro, con jugadores, con reporteros, con aficionados y hasta con civiles (cuando tiene un accidente vial), aunque para su buena suerte, en estos últimos no ha recibido sanción.

En abril pasado, protagonizó con José Luis Sánchez Solá, un enfrentamiento tras jugarse el partido entre Puebla y Tigres; se confrontaron, se insultaron y se empujaron; al final ambos fueron expulsados y se fueron al vestidor echando pestes uno contra el otro.

El timonel de los felinos suma 28 años ininterrumpidos dirigiendo en la Liga MX, tiempo en los que registra 14 tarjetas rojas en torneo regular y dos más en fase final. Cabe decir que en dos torneos (y una liguilla) que dirigió a Morelia nunca fue expulsado.

En el presente año lleva dos tarjetas rojas, una en el Clausura y otra más en el actual Apertura, producto de reclamaciones a los árbitros.

En tanto, el llamado ‘Jefe’ Boy, cesado por Chivas previo al clásico nacional ante América, también sabe de escándalos y exabruptos y hasta de bailes, aunque por éstos no se ha llevado rojas. En 31 años como estratega (dirigió por vez primera en 1998 en Estados Unidos al San José Earthquakes) ha recibido 30 rojas en liga y en fase final solo dos, en los torneos cortos.

Dentro de esas expulsiones, ha tenido dos por torneo en seis ocasiones y tres tarjetas rojas en un certamen.

En el Invierno 1996 fue echado de la cancha en las jornadas ocho, 12 y 15, en un torneo en el que asumió el timón de los Monarcas en la quinta fecha, como relevo de Jesús Bracamontes.

No pudo haberse ido sin roja de Chivas en este Apertura 2019; la obtuvo apenas en su segundo juego del torneo, cuando le ganó 2-0 a Tigres y tuvo un enfrentamiento verbal con André-Pierre Gignac.

El turno es para Ricardo La Volpe, quien pese a lo que pudiera pensarse por su fuerte y agrio carácter, no es de los que reciben tantas expulsiones. En los torneos cortos suma 18 rojas en fase regular y solo dos veces tuvo dos expulsiones en un mismo torneo; en liguilla tuvo tres.

En sus inicios como entrenador era muy explosivo y se iba de lengua larga; el tiempo lo tranquilizó y puede decirse que no suele entrar con discusión con los silbantes, a sus 67 años.

LA INDISCIPLINA TAMBIÉN PEGA EN EL BOLSILLO

El Código de Ética de la Federación Mexicana de Futbol ha perjudicado a los cuatro técnicos por hablar mal del arbitraje y casi siempre las multas económicas van acompañadas de partidos de suspensión.

Al ‘Piojo’ lo multaron económicamente en abril pasado, por criticar a Arturo Brizo, presidente de la Comisión de Árbitros, después de perder 3-2 ante Toluca en el Clausura 2019.

Pero lo suyo con los árbitros data de más tiempo atrás. En 2014, cuando también era técnico nacional, señaló que el arbitraje perjudicó a las Águilas en los dos juegos de la final que sostuvo ante León en el Apertura 2014.

‘Tuca’ no se queda atrás. En esa primera fecha del Clausura 2014 dijo que “América es el único equipo en el mundo que juega con 12”, dando a entender que el silbante alineó con las emplumadas y fue multado. Esa vez, el árbitro no le marcó dos penaltis claros a Tigres y América se impuso 0-3.

Curiosamente, en esa jornada Tomás Boy también fue multado, pero la más severa la tuvo por agredir a un aficionado como entrenador de Atlas; tuvo que pagar alrededor de 200 mil pesos y descansó dos partidos en octubre de 2014.

Ferretti, sin embargo, se lleva de calle a todos, ya que es capaz de alterar el orden en un estadio, como sucedió en el Luis ‘Pirata’ Fuente en el Clausura 2017 cuando insultó hasta a los aficionados, mientras abandonaba la cancha entre abucheos. Esa forma de ser le ha impuesto multas; la primera que tuvo fue el 20 de agosto de 2013, ya que arrojó un vaso de agua a la afición de Santos en Torreón y su castigado tres juegos.

Quién no lo recuerda escondido detrás de una banda del Estadio Jalisco, luego de ser expulsado; esa falta le acarreó suspensión y multa.

Los escándalos de La Volpe se remontan al Apertura 2017, cuando dirigía a América, se apostaba que sería multado y suspendido hasta seis juegos, tras frenar un avance de un jugador de Chivas en el clásico nacional, y solo lo castigo.

Con información de ESPN

Deja un comentario