Jorge Gordillo Arias -

Resumen

Durante la semana pasada, de nueva cuenta se intensificaron los temores entre los inversionistas a una recesión económica global, después de que se dieron a conocer débiles cifras mundiales del sector manufacturero y de servicios. Estas preocupaciones se sumaron a las dudas sobre el proteccionismo comercial, el  juicio político a Trump y el Brexit.

Octubre ha empezado como esperábamos, con fuertes episodios de volatilidad y de presión para los mercados financieros, sobre todo en las principales bolsas de valores de economías desarrolladas.

*Los inversionistas temen que la debilidad del sector industrial se traslade al sector servicios, el auténtico motor de las principales economías desarrolladas, en particular la estadounidense.

*El pesimismo sobre el desempeño económico de EUA regresó tras la publicación de las cifras de ISM de servicios y manufacturero, así como el informe de empleo, datos correspondientes al mes de septiembre, que estuvieron por debajo de lo pronosticado.

*Para el inversionista, el conflicto comercial entre EUA y China es el principal factor que está provocando un efecto económico negativo en cadena en todo el mundo. El pesimismo trae de regreso la especulación de que la FED tendría que ser más agresiva en sus recortes de tasas de interés en sus próximas reuniones de política monetaria. Actualmente el mercado le otorga cerca de 90% de probabilidad de que baje la tasa en su reunión de finales de octubre; hace dos semanas era de sólo 40%.

*Sin embargo, conviene aclarar que si bien, la economía global va a entrar en un periodo de vulnerabilidad, todavía es anticipado de hablar de un riesgo inminente de recesión. Estas preocupaciones de recesión han sido el común denominador de los últimos trimestres y los mercados sobre-reaccionan cuando se publican datos débiles en días seguidos. Pero así como se incrementan las preocupaciones, si las próximas cifras superan las expectativas, se reducirían estos temores.

*Con relación a la guerra comercial, todo está listo para que esta semana se lleve a cabo la nueva ronda de negociaciones comerciales entre EUA y China. Este encuentro ya fue confirmado por el presidente Trump, y aunque no se esperan avances significativos, el simple hecho de que continúen los acercamientos es buena noticia para los mercados financieros. Sin embargo, no hay que descartar que, como ha sucedido en anteriores ocasiones y por la forma de negociar de Trump, EUA lance algunas nuevas amenazas arancelarias previo a la reunión.

*Mientras se reanuden las conversaciones entre EUA y China, la primera economía del mundo recibió el permiso de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la imposición de aranceles por importe de 7,500 millones de dólares para compensar las subvenciones ilegales del fabricante aeronáutico Airbus. El organismo internacional ha tomado esta decisión al considerar que las subvenciones que Airbus recibió por parte de los gobiernos de Alemania, Francia, España y Reino Unido eran ilegales y habían ocasionado un perjuicio a Boeing, su competidor estadounidense. Este conflicto, que se inició en 2004 tras las quejas de EUA, se ha zanjado con la mayor represalia arancelaria autorizada por la OMC en su historia. Ahora el temor está en que se desate una escalada en las tensiones comerciales con el bloque comunitario. Conviene recordar que también está pendiente la investigación sobre los automóviles europeos, algo que muy probablemente derive en más aranceles.

*Por otro lado, Europa se enfrenta aún a la incertidumbre sobre el Brexit. El primer ministro Boris Johnson presentó  su propuesta de acuerdo para la ruptura, un plan que fue bien recibido en su país por los líderes más radicales a favor del Brexit, mientras que la UE se abrió a negociar. Su propuesta se centra en deshacerse del polémico ‘backstop’ para la frontera irlandesa y reemplazarlo por una frontera regulada en el Mar de Irlanda. Falta esperar la respuesta del bloque comunitario. Las primeras reacciones de la UE fueron positivas en algunos aspectos de la propuesta, aunque señalaron que aún quedan grandes escollos. Por lo pronto, el primer ministro británico  enviará una carta a la Unión Europea pidiendo un aplazamiento del Brexit si no se logra un acuerdo de divorcio para el 19 de octubre.

*Finalmente, las preocupaciones de recesión, junto con un aumento de los inventarios de crudo estadounidense, provocaron bajas en el precio internacional del petróleo, de tal magnitud que ya eliminó  todo lo ganado por los ataques de los drones a las refinerías de Arabia Saudita. Finalizó la semana en su menor nivel en dos meses.

*El peso mexicano estuvo muy volátil, muy en línea con el comportamiento generalizado del dólar. Por momentos de la semana pasada, la divisa estadounidense alcanzó su mejor nivel en 30 meses, por eso la moneda mexicana se acercó al $19.90 al mayoreo. Al final, los datos débiles de la economía estadounidense, le quitaron fuerza al dólar, y provocó que el peso finalizara alrededor de $19.55.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

*Esta semana, las principales referencias serán los resultados de la reunión de negociaciones comerciales entre EUA y China, noticias sobre el Brexti, temores a una recesión económica. En materia económica, destaca la cifra de la inflación al consumidor estadounidense.

*Adicionalmente, en EUA se publican las minutas de la última reunión de la FED; dato de precios al productor de septiembre y sentimiento del consumidor medido por la Universidad de Michigan de octubre; así como el cambio en inventarios de petróleo.

*En Europa, de Alemania, producción industrial de agosto. En Asia, de China,  PMI compuesto y de servicios (caixin) de septiembre.

*En México, se publican las minutas de la última reunión de política monetaria de Banxico; el dato de inversión fija bruta de julio, producción industrial de agosto y la inflación correspondiente a septiembre.

Expectativa para el Tipo de cambio

*El mercado cambiario mexicano seguirá muy dependiente de los continuos temores sobre el crecimiento mundial (cifras en Alemania, China y EUA) y sus implicaciones que tendría para próximas decisiones de la FED. En este sentido, será importante el dato de inflación estadounidense de septiembre, una de las principales referencias del banco central. Por otro lado, el tema del conflicto comercial entre EUA y China regresa a los titulares. Aunque existen escasas posibilidades de que se logren avances sustantivos en la nueva ronda de trabajos bilaterales entre las dos Partes a celebrarse esta semana, el hecho de que continúen los acercamientos es interpretado como positivo por los mercados. Indirectamente, el tema del juicio político a Trump le genera incentivos a que modere su retórica negativa hacia el gigante asiático. Adicionalmente, las noticias sobre el Brexit podrían generar ajustes en la composición de los portafolios de inversión. Por último, aunque es un proceso largo, los inversionistas están atentos a las novedades sobre el juicio político a Trump. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $19.40 y $19.80 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

*En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 6.68% – 7.85%.

Deja un comentario