Indicadores Económicos de Coyuntura 14 Octubre 2019

Resumen

Durante la semana pasada, la moneda mexicana se apreció de manera considerable ante el optimismo sobre el desarrollo de las negociaciones comerciales entre EUA y China y nueva esperanza de un Brexit ordenado por parte del Reino Unido a finales del mes. La principal atención de los inversionistas en el mundo estuvieron puestos en estos dos temas. Sin embargo, la problemática en estos asuntos complejos no está cerca de resolverse, por lo que volverán a generar preocupación en el futuro próximo.

cid:image003.png@01D5804F.9C24B240Los mercados financieros siguen demostrando lo sensible que está a cualquier noticia sobre el tema del conflicto comercial entre las dos mayores potencias del mundo.

*Al final, Estados Unidos y China alcanzaron una tregua en la guerra comercial, lo que busca sentar las bases para un acuerdo más amplio que quisieran firmar  los presidentes Donald Trump y Xi Jinping a finales de este año (probablemente en la reunión de APEC de noviembre próximo). Como parte de la tregua, China aumentará las adquisiciones de productos agrícolas y acepta nuevas medidas en materia de propiedad intelectual y servicios financieros así como la prohibición de devaluar su moneda. Por su parte, EUA suspende la puesta en marcha de los aranceles que se iban a comenzar a aplicar el próximo martes y contempla que los aranceles que iban a entrar en vigor en diciembre, se retrasasen o incluso cancelasen. Sin embargo, a pesar de los avances, el acuerdo todavía está lejos de resolver el conflicto, esto es, reducir el déficit comercial que tiene EUA con el gigante asiático. Dado lo anterior, no se puede descartar que como ha sucedido en anteriores treguas entre estos dos países, vuelva a romperse y regrese la escalada en las tensiones comerciales.

*Por otro lado, los inversionistas tienen también puesta la atención en el Brexit, a medida que se agota el tiempo para llegar a un acuerdo. El tema de la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo el principal punto de discordia. Al igual que con lo sucedido en la guerra comercial, las últimas noticias sobre el Brexit contribuyeron a generar confusión. Primero se hablaba de que un acuerdo antes del 31 de octubre era prácticamente improbable y después declaraciones de funcionarios de la UE en el sentido de que lucía difícil, pero si había posibilidades de alcanzarlo. Adicionalmente, los mensajes que arrojó la reunión entre los primeros ministros de Reino Unido e Irlanda, Boris Johnson y Leo Varadkar, de que puede haber “una vía para un posible acuerdo”, ha sido una de las noticias más optimistas de los últimos meses. Sólo restan menos de tres semanas antes de que Reino Unido abandone el mayor bloque comercial del mundo, y todavía no está claro en qué condiciones saldrá, ni siquiera si llegará a convertirse en el primer Estado soberano en abandonar el proyecto europeo.

*En temas geopolíticos, el ejército turco inició una ofensiva contra las milicias kurdas en el norte de Siria. La operación amenaza con redibujar otra vez el mapa del conflicto sirio. Ankara tiene dos objetivos principales en el noreste de Siria: alejar de su frontera a la milicia denominada YPG, que considera una amenaza a su seguridad, y crear un espacio dentro de Siria en el que pueda asentar a dos millones de refugiados sirios que actualmente se encuentran en Turquía. Si el conflicto escala, podría terminar teniendo afectaciones negativas a los mercados financieros globales, aunque de forma temporal.

*Con relación a asuntos relacionados con la Reserva Federal estadounidense, las minutas de la última reunión de política monetaria demuestran un fuerte debate sobre hasta cuándo debería de extenderse la política de recortes de tasas de interés. Existe gran división al interior sobre los pasos a seguir en las futuras reuniones. A pesar de ello, el mercado le otorga una probabilidad de 75% a que la FED si bajará tasas en la reunión de finales de este mes, después de que se publicó una cifra de precios al consumidor que muestra que sigue sin presentarse presiones inflacionarias en EUA.

*Además, el presidente Powell comentó durante la semana que el banco central estadounidense aumentará su balance de activos para evitar las tensiones de liquidez que se han producido en el mercado monetario de EUA, que obligó en los últimos días a la autoridad monetaria a realizar varias operaciones repo por valor cercano al billón de dólares. Sin embargo, ha dejado claro que “esto no es una nueva QE”, en alusión a los programas de compras de activos aplicados en los últimos años por el organismo para impulsar el crecimiento. En este sentido, la FED anunció que empezará a comprar bonos del Tesoro por 60 mil millones al mes para garantizar las reservas en el sistema banca. El objetivo inicial es que estas adquisiciones se mantengan hasta el segundo trimestre de 2020. Asimismo, sin comprometerse por completo, Powell hizo esporádicas menciones de que existen probabilidades de que la FED recorte tasas de interés, pero que dependerá en gran medida de la información económica que se vaya publicando.

*En México, en los últimos meses la tasa anual de inflación al consumidor se ha ubicado en una tendencia a la baja, hasta ubicarse en septiembre virtualmente en el objetivo del Banco de México de 3.0%. Sin duda, lo anterior es una buena noticia y al mismo tiempo da argumentos a la autoridad monetaria de que pueda seguir recortando su tasa de interés de fondeo en sus próximas reuniones de política monetaria.

*Sin embargo, no hay que dar como un hecho el control total de la inflación y la convergencia a la meta de Banxico. Gran parte de las bajas en la tasa anual se explican por factores exógenos como caídas en precios de energéticos y productos agropecuarios, elementos que son muy volátiles, por lo que la disminución de los precios luce vulnerable y puede fácilmente revertirse. Esa es la razón por la que el Banco Central mexicano ha sido prudente en sus decisiones, y no se ha podido desligar de las decisiones de la Reserva Federal de EUA.

*Así, a pesar de las crecientes voces de que Banxico debería de recortar tasas de interés hasta por 50 puntos base, consideramos que los riesgos se mantienen suficientemente altos como para mantener la cautela observada, que permita consolidar la convergencia de la inflación al objetivo de forma sostenible. Con ello esperamos que Banxico baje su tasa en sólo 25 puntos base en su reunión de noviembre sólo si hace lo mismo la FED a finales de este mes.

*Por otro, lado, la producción industrial registró una menor caída anual en agosto, ya que se contrajeron en menor medida la construcción y la minería. Sin embargo, las manufacturas continúan desacelerándose, siendo esto una muy mala noticia para lo que se espera del PIB del tercer trimestre, el cual es probable que registre en términos anuales un crecimiento prácticamente nulo o inclusive ligeramente negativo.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

*Esta semana, los mercados seguirán influenciados por los avances en la negociación comercial entre EUA y China, así como las noticias relacionadas con el Brexit. Inicia en EUA la temporada de reportes corporativos correspondientes al tercer trimestre del año.

*Adicionalmente, en EUA se publica el Libro Beige de la FED; en materia económica de septiembre: ventas al menudeo, permisos de construcción, inicios de construcción de casas, producción industrial e indicador adelantado; de octubre: índice manufacturero de Nueva York (Empire); así como el cambio en inventarios de petróleo.

*En Europa, conoceremos producción industrial de agosto y la inflación de septiembre; de Alemania, confianza del inversionista medida por el Grupo ZEW (situación actual y percepción económica) de octubre. En Asia, de China,  el PIB correspondiente al tercer trimestre y exportaciones, inflación y producción industrial de septiembre; de Japón, producción industrial de agosto.

*En México, será una semana de escasas referencias económicas..

Expectativa para el Tipo de cambio

*El peso mexicano seguirá muy dependiente de los acuerdos alcanzados entre EUA y China. Respecto al Brexit, la atención se enfoca en lo que suceda en la Cumbre de la Unión Europea (17 y 18 de octubre), donde se definirá en mayor medida la posibilidad o no de un acuerdo con el Reino Unido para antes del 31 de octubre. Los inversionistas seguirán pendientes de las cifras económicas en el mundo, sobre todo el PIB de China y las ventas al menudeo de EUA, para evaluar la salud de la economía global, y especular sobre futuras decisiones de los bancos centrales. Además, el tema geopolítico de Turquía y Siria podría cobrar fuerza si EUA amenaza con sanciones económicas al gobierno turco. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $19.20 y $19.55 spot

Expectativa para las Tasas de interés

*En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 6.70% – 6.85%.

Deja un comentario