Amnistía Internacional: «En México el acceso a la justicia para las mujeres es impensable»

El acceso a la justicia para las mujeres “es absolutamente impensable”, especialmente si son “pobres, sin poder político y sin poder social”, asevera la directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) de México, Tania Reneaum.

Reneaum, quien ha acompañado durante estos días de protestas a las mujeres y colectivos feministas que han tomado varios edificios como señal de protesta y hartazgo, señala que el Gobierno mexicano ha decidido ignorar sus reivindicaciones y responder con represión.

“Las tomas de los inmuebles son llevadas a cabo por colectivos de mujeres y por colectivos feministas y por mujeres cuyas sus hijas han sido víctimas de feminicidio o de abuso sexual y demandan respuestas del Estado”, afirma en una entrevista con Efeminista.

La postura del Estado ante esta situación es la de la “violencia institucional, una lógica de no respuesta y de alargar los casos sin que las mujeres vean una verdadera solución o verdadera justicia”, lamenta.

Ocupación de la CNDH de Ciudad de México

Tras varios días de la toma de la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el centro histórico de Ciudad de México, la madrugada del viernes 11 de septiembre la policía intervino en el lugar, amedrentó a las mujeres y detuvo a trece de ellas.

“Llega un despliegue policial impresionante con agentes sin identificar y detuvieron a trece mujeres. Tras la detención no supimos cuál era la localización de una de ellas, por lo que sus compañeras empiezan a denunciarlo en redes sociales y nosotras empezamos a hablar con los medios”, recuerda la directora de AI.

Tras horas de búsqueda, cuenta Reneaum, reciben una llamada de la fiscal para decirles que ya sabían dónde estaba su compañera. “Lo que había pasado es que curiosamente no habían hecho el registro de su detención. Es decir, lo que hacen las mujeres es elevar el costo político de una probable desaparición o de probables hechos de tortura”, subraya.

Las otras doce mujeres detenidas tenían signos de maltrato provocados por la policía, denuncia la responsable de AI en México.

Respuesta ante la violencia machista

Para la directora de AI, las promesas de las autoridades se han quedado en palabras. “Yo creo que han hecho acciones políticas al aceptar sentencias de la Corte IDH, diciendo que ya hay protocolos, fiscalías especializadas, pero luego no hay una política pública consistente en el ámbito de la prevención”, afirma.

“Está todo centrado en el ámbito de la tensión penal y eso es un fracaso”, recalca.

“Amnistía México acompaña algunos casos de violencia feminicida y si tú ves los expedientes que nosotras tenemos sobre el escritorio son de vergüenza. La Fiscalía pierde pruebas contundentes, no determina el tipo de responsabilidad penal del presunto responsable ni tampoco lo busca”, asegura.

Reneaum indica estas negligencias contribuyen a que la violencia continúe. “El Estado da el mensaje de que en este país se puede hacer casi cualquier cosa con la vida y con el cuerpo de las mujeres sin que pase absolutamente nada”.

Otro de los mensajes, apunta, es el recorte de presupuesto para los programas de prevención que se han producido en medio de la pandemia. “No hay dinero suficiente para la atención a la violencia contra las mujeres. Las necesidades son muchas y lo estamos viendo con las tomas de instalaciones de las comisiones de Derechos Humanos”, refiere.

“Lo que las mujeres están diciendo hoy es una fotografía instantánea de una fotografía de larga data, una fotografía sobre que el acceso de la justicia para las mujeres no es viable”.

Sororidad en medio de la lucha

Para Reneaum, en estas protestas se está viendo un patrón nuevo: mujeres organizadas para tomar instalaciones, para salir a protestar por otras mujeres. “La sororidad en todo su esplendor”.

En México hay una “clara política de amedrentamiento. Pero estoy segura de que las mujeres seguirán saliendo a las calles con mucha más rabia y no con una rabia visceral, con una rabia histórica”, enfatiza.

Pero, ¿qué es lo que piden las mujeres? Hay planteamientos generales como mesas de trabajo con las autoridades, revisar caso por caso, pero también hay exigencias específicas.

“Muchas de las mujeres que están tomando instalaciones tienen expedientes pendientes de sus hijas víctimas de feminicidios y lo que quieren es saber la verdad. Quieren saber qué paso con su hija, por qué la tiraron a un basurero, por qué la mataron o por qué la hicieron desaparecer Lo que quieren es justicia para sus hijas”, precisa.

Sin embargo, cree que será difícil conseguir justicia para todas. “En el sistema penal mexicano de cada cien delitos que entran al sistema, solamente uno o menos llega a una sentencia. Estamos hablando de un índice de impunidad del 99 %”.

El camino hacia la justicia

La titular de AI cree que hay dos caminos a seguir para terminar poco a poco con la impunidad: el primero, asegura, es poner a la ciencia al servicio de la justicia. “Inyectar recursos que permitan que los fiscales, las procuradurías, tengan recursos científicos, personales, porque los fiscales están totalmente rebasados de casos, y que tengan autonomía verdadera para actuar”. 

El segundo es que haya consecuencias cuando se pierden evidencias. “Las irregularidades deben de tener consecuencias porque la impunidad no solamente está en no tener verdad jurídica, la impunidad está también en cómo las mujeres son tratadas por el sistema de justicia, sin ninguna consecuencia para los funcionarios o funcionarias públicas”, recalca.

Reneaum asegura que “México exporta machismo” y esa es una de las razones por las que ser mujer en ese país es cada día más difícil. “Las instituciones reflejan lo que la sociedad es”.

“Claro que este es un país machista”, recalca.

“Hasta ahora, no atender a las mujeres no había tenido ningún costo político en las agendas de quienes dicen que respetan la vida de las mujeres. El costo político estaba puesto en la guerra contra las drogas, en el aumento del secuestro, en la macrocriminalidad”, asegura.

 Amnistía Internacional seguirá documentando las denuncias de los colectivos de mujeres y, desde luego, la respuesta del Estado.

“Vamos a seguir investigando la forma en la que la justicia no es posible en este país por casos de feminicidio. Vamos a seguir documentando y no vamos a soltar el tema porque creemos que otra justicia es posible y eso es responsabilidad del Estado”.

Con información de EFEminista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.