El nuevo y legal Consejo de Administración y Vigilancia exige cuentas

El nuevo y legal Consejo de Administración y Vigilancia de la Cooperativa La Cruz Azul, S.C.L. dirigió, dos de las tres Asambleas Seccionales a realizarse esta semana. La primera ocurrió en la Planta Industrial Lagunas, Oaxaca y la segunda en Ciudad Cooperativa Cruz Azul, Hidalgo, donde ambas registraron la asistencia de más del 60% del total de socios convocados, para ratificar el apoyo a la nueva junta directiva presidida por Federico Sarabia Pozo y Alberto López Morales y debatir en un ambiente ordenado, democrático y de participación.

Durante ambos encuentros se denunciaron los daños patrimoniales ocasionados por Juan Manuel Briseño, exdirector financiero, suspendido en años anteriores y quien se ostenta como tal desde el secuestro de las oficinas corporativas en Ciudad de México el pasado mes de agosto, exigieron la rendición de cuentas de la toma del corporativo por parte de la disidencia y sus representantes.

El 60% de los asistentes desconocieron, calificaron de ilegal y suspendieron la convocatoria a Asamblea realizada por la disidencia para finales de noviembre de 2020 y todos sus efectos legales correspondientes; consignaron el uso desmedido del capital de la cooperativa por parte del grupo disidente encabezado por José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel para financiar su causa en la contratación de abogados y personas ajenas a la institución sin informar a la mayoría de socios cooperativistas, 80% de las finanzas son controladas por la disidencia.

“Agradezco la confianza y el apoyo brindado por los socios para dar continuidad a las actividades de nuestra emblemática Cooperativa La Cruz Azul. Convocó a la unidad para solucionar la actual crisis ocasionada por una minoría viciada de poder” señaló Federico Sarabia Pozo, presidente del Consejo de Administración. “Evadiremos la violencia como respuesta a la intimidación, la amenaza y la humillación por parte de la disidencia. Los actos cometidos en contra de las familias cooperativistas y socios trabajadores e inmuebles de la institución tendrán sus consecuencias bajo el marco de la ley” enfatizó.

De acuerdo con los asistentes a la Asamblea, la falta de capital ha perjudicado la operatividad de las plantas, así como los planes de ampliación de las nuevas líneas de producción en la Planta de Hidalgo (número 10) y de Lagunas Oaxaca (número 5), poniendo en riesgo el suministro de concreto y cemento para las obras de El Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y Dos Bocas contempladas por el Gobierno Federal para el crecimiento del país.

Adicionalmente el quorum de la Asamblea aprobó solicitar un informe preciso y detallado a José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel sobre el estado del Fideicomiso 447 que incluye un Fondo de Pensiones y Jubilaciones de los cooperativistas y del cual se presume que la disidencia hizo mal uso del dinero ahí contenido.

Los socios cooperativistas decidieron iniciar auditorías forenses en áreas de la Cooperativa como Gerencia de Tecnología Industrial, Dirección Comercial, Tesorería, Dirección Jurídica y Dirección Financiera durante la gestión de Víctor Manuel Velázquez Rangel.

Durante el debate de las asambleas también se acordó exigir a los mencionados socios la explicación del cierre del Edificio Corporativo Gran Sur y alteración de la fachada con placas metálicas, cercas electrificadas, así como el uso indebido del inmueble e impedimento de acceso a socios y trabajadores.

Víctor Manuel Velázquez Rangel y José Antonio Marín deberán informar su actuación en Cruz Azul Futbol Club y su intervención en el Club Deportivo, Social y Cultural Cruz Azul debido a que nombraron a Guillermo Barradas Cendón de García González y Barradas abogados, como representante del club cuando eso se tiene que dictaminar en una asamblea general de socios. En ese sentido, durante la Asamblea se presentaron facturas de los pagos al abogado Guillermo Barradas Cendón y a Rafael Anzures Uribe por más de 350 millones de pesos.

La Asamblea Seccional del 26 de septiembre en la Planta Industrial Lagunas se realizó en presencia del Notario Público Jorge Antonio López Mier de Salina Cruz en el estado de Oaxaca; mientras que el 28 de septiembre en Ciudad Cruz Azul, el Notario Público Venancio Velázquez González de Tula de Allende en Hidalgo dio fe y legalidad de la reunión entre cooperativistas.

Lo anterior pone de manifiesto una vez más que más del 80% de los socios activos de la Cooperativa La Cruz Azul, S.C.L. rechazan y se deslindan del grupo disidente liderado por Víctor Manuel Velázquez Rangel y José Antonio Marín Gutiérrez, personas que afectan la imagen de la empresa y ponen en tela de juicio las actividades de la institución. Ambos deberán presentar el acta protocolizada de 2018 e inscrita en el Registro Público de la Propiedad que de acuerdo con sus propias palabras los coloca como presidentes de los consejos de Administración y Vigilancia.

Sarabia Pozo destacó que durante su administración se trabajará arduamente para incrementar el padrón de socios y conformar una parrilla de reemplazo con profesionales altamente capacitados tanto en México como en los proyectos internacionales para darle continuidad a la Cooperativa La Cruz Azul en todos los rubros.  La próxima Asamblea Seccional se realizará en la Ciudad de México el viernes 2 de octubre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.