Destacan que muerte del principe de Edimburgo deja gran vacío en la vida de Isabel II

 La muerte del príncipe Felipe ha dejado un “gran vacío” en la vida de la reina Isabel II, dijo el domingo su hijo, el príncipe Andrés, mientras miles de ciudadanos acongojados siguen dejando flores a las puertas del Castillo de Windsor.

Andrés, el tercero de los cuatro hijos de la pareja, acudió a la Capilla Real de Todos los Santos en Windsor junto con otros miembros de la familia real, dos días después de que Felipe, de 99 años, muriera en el castillo.

Andrés dijo que su madre “lo describió como haber dejado un gran vacío en su vida”.

“Hemos perdido, casi, al abuelo de la nación”, dijo el príncipe. “Yo lo siento mucho y apoyo a mi madre, quien probablemente lo siente más que todos los demás”.

Deja un comentario