Objetivo de Kamala Harris en su viaje era enviar un mensaje

El objetivo de la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris en su reciente viaje a Guatemala y México no fue tanto lograr un acuerdo como enviar un mensaje.

Ese mensaje fue a los migrantes: no vengan a Estados Unidos. Habló de la corrupción y de cómo desestabiliza a los gobiernos, y le habló a los gobiernos de la región, sobre la necesidad de aumentar la vigilancia en sus fronteras.

Harris concluyó el periplo sin lograr acuerdo alguno sobre límites a la inmigración ilegal o sobre maneras de facilitar la inmigración legal. Pero a la vez, no cometió ningún error significativo.

Fue su primer viaje internacional como vicepresidenta y un primer paso para establecer su protagonismo en un tema de política exterior que ha plagado a todos los presidentes estadounidenses desde por lo menos Ronald Reagan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.