Facebook endurece sus políticas para frenar la desinformación sobre vacunas

Ante una creciente ola de rumores virales y teorías de conspiración sobre la consigna de no vacunarse, Facebook anunció un importante cambio en sus políticas de desinformación de vacunas contra la Covid-19. En un comunicado en su blog oficial, la empresa de Menlo Park, California afirmó que comenzará a eliminar publicaciones de desinformación acerca de las inmunizaciones.

Con ayuda de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Facebook amplió el número de temas e información que eliminará de su plataforma. La lista disponible en el Centro de Ayuda de Facebook, incluye desde fake news sobre que la Covid-19 es un acto hecho por el hombre, hasta teorías del por qué no se debe vacunar.

Facebook, afirma estar dando un gran paso con la eliminación de información falsa en su plataforma, y apuntan a eliminar páginas, grupos o cuentas que infrinjan las nuevas reglas. “Eliminaremos infractores reincidentes, moderadores de grupos serán sancionados si violan las políticas y ahora tendrán que probar cada publicación en su página”, se puede leer en el comunicado.

La iniciativa de la red social con más de 2 mil millones de usuarios activos fue elogiada por los investigadores de desinformación y funcionarios de salud pública a nivel mundial. Ahora, otras plataformas quieren seguir el ejemplo de Facebook para frenar las publicaciones que desacreditan a las vacunas, sean o no objetivas.

A pesar de los esfuerzos en redes sociales, la desinformación sobre las vacunas es un problema urgente, por tanto, los funcionarios y las plataformas digitales deben poner mayor atención en el tema. Un informe de 22 páginas hecho por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos y la Universidad de Pennsylvania detalla el por qué la desinformación sanitaria es una amenaza pública.

Dentro del documento se explica, “las personas confían en las redes sociales para obtener información a fin de estar informadas sin verificar o no la información”. El estudio también delata que los patrones de consumo de información han ayudado al aumento de los niveles de desinformación. Un hecho el cual preocupa, pues los datos erróneos puede tener gran incidencia en las tasas de vacunación y pone en riesgo la inmunidad colectiva.

Si bien, Facebook ha tratado de sumar esfuerzos para combatir la desinformación en su plataforma, las acciones para combatir este problema público todavía no son suficientes. Ante ello, la empresa afirma que estas nuevas políticas públicas ayudarán a continuar a tomar medidas más agresivas contra las fake news acerca de la pandemia por Covid-19 y las vacunas.

Mientras Facebook siga compartiendo información veraz en su plataforma y elimine la desinformación, se podrá sumar a las iniciativas de salud pública de Estados Unidos. Asimismo, la compañía propiedad de Mark Zuckerberg seguirá apuntando hacia las fuentes cuya misión sea desinformar a la población con teorías de conspiración e información inexacta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.