Mujeres argentinas denuncian años de explotación laboral del Opus Dei

Lucía Giménez siente todavía en las rodillas el mismo el dolor que le provocaba fregar durante horas los pisos de los baños de los hombres en una residencia del Opus Dei en Buenos Aires con apenas 16 años y sin paga. 

Se había sumado a la orden ultraconservadora a principios de los años 80 en su natal Paraguay con la promesa de recibir una educación superior para mejorar sus condiciones de vida, pero en vez de matemáticas o historia fue capacitada en cocina, limpieza y otras tareas domésticas para servir en los centros, residencias y casas de retiro del Opus Dei.

El Opus Dei (Obra de Dios en Latín) fue fundado por el sacerdote español Josemaría Escrivá de Balaguer en 1928. Está presente en cerca de 70 países y cuenta con 90.000 miembros. El grupo, que fue ampliamente favorecido por el papa Juan Pablo II, quien canonizó a Escrivá en 2002, tiene un estatus único en la iglesia y reporta directamente al pontífice. Muchos de sus integrantes son laicos y mujeres con trabajos seculares y familia que buscan “santificar la vida ordinaria”, mientras otros miembros son sacerdotes y laicos célibes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.