Omicron podría representar una amenaza “significativa” para la economía global: Yellen

La variante Omicron de COVID-19 podría ralentizar el crecimiento económico mundial al exacerbar los problemas de la cadena de suministro y deprimir la demanda, declaró la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen.

Yellen citó mucha incertidumbre sobre el impacto de la variante altamente contagiosa, detectada por primera vez en Sudáfrica, dada la grave desaceleración económica de los Estados Unidos causada por la aparición de la variante Delta de COVID-19 a principios de este año.

“Esperamos que no sea algo que desacelere significativamente el crecimiento económico”, dijo Yellen, y agregó: “Hay mucha incertidumbre, pero podría causar problemas significativos. Todavía estamos evaluando eso”.

Yellen dijo que la nueva cepa del coronavirus podría exacerbar los problemas de la cadena de suministro e impulsar la inflación, pero también podría deprimir la demanda y causar un crecimiento más lento, lo que aliviaría algunas de las presiones inflacionarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.