Estadio State Farm, un oasis en el desierto y sede del Super Bowl LVII

Ubicado en Glendale, Arizona, Estados Unidos, se encuentra el State Farm Stadium, casa del equipo de la NFL Arizona Cardinals y próxima sede del Super Bowl LVII. El diseño del recinto con capacidad para 65 mil 400 personas fue a cargo del despacho arquitectónico Populus en colaboración con el arquitecto neoyorquino Peter Eiseman.

De acuerdo con el sitio oficial de la firma arquitectónica, el estadio construido en 2006 fue el primero en América del Norte con un techo y campo retráctil. Gracias a su diseño el cual está combinado con la funcionalidad es considerado uno de los mejores estadios del mundo.

La cubierta hecha de acero resalta a primera vista en un desierto donde las temperaturas alcanzan los 40 grados centígrados, y sin una cubierta retráctil sería imposible jugar. Diversos medios especializados en arquitectura han puesto al State Farm Stadium como una de las mejores instalaciones deportivas y de entretenimiento de usos múltiples en Estados Unidos.

El estadio lo integran áreas operativas, sala de prensa, palcos VIP, hasta una zona exclusiva llamada Red Zone donde se sitúan las gradas más cercanas al área de anotación. Este espacio exclusivo del estadio, es una de las más cotizadas por estar cerca de la acción y en el Super Bowl LVII los precios superan los 388 mil pesos MXN.

Cada uno de los asientos están numerados del 100 al 144 con filas de 41 asientos, es tal su cercanía con el terreno de juego que los jugadores y el equipo pueden bloquear la vista de los aficionados. Aunado a ello, cuentan con un gran patio denominado Red Zone (de ahí el nombre) para disfrutar de bebidas y comida al inicio, en los intermedios o después del juego.

Respecto a los demás lugares, el estadio de los Cardinals cuenta con la mejor vista para apreciar el juego. Desde un party loft en la parte superior de la Red Zone, palcos VIP, hasta los lugares más lejanos de la cancha con butacas.

Otro de los espacios únicos dentro del State Farm Stadium son los palcos Club Cabana, lugares exclusivos equipados con cómodas salas, pantallas y asientos con vista central al campo. Adicionalmente el estadio cuenta con un casino, bares, restaurantes, un centro comercial y tiendas de souvenirs del equipo y mercancía oficial de la NFL.

Anteriormente llamado Estadio de la Universidad de Phoenix, su nombre cambió a State Farm Stadium por motivos comerciales en 2015. En ese mismo año, se proclamó campeón Nueva Inglaterra en contra de los Halcones Marinos de Seattle durante el Super Bowl XLIX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.