Con 308 mil millones de euros, Estados Unidos domina la venta de soft drinks

Las soft drinks o bebidas azucaradas son de los tipos de bebidas más populares en prácticamente todo el mundo.

Sus sabores dulces e intensos hacen despertar al paladar con una sensación agradable, haciéndolas muy adictivas para acompañarlas con comida o simplemente para refrescarse.

Estados Unidos vende la mayor cantidad de soft drinks en todo el mundo, según datos de Statista Market Insights. El mercado estadounidense alcanzó 308 mil millones de euros en lo que va de 2023, según el portal de estadística.

Durante años, el mercado estadounidense se ha caracterizado por tener a la venta productos poco comúnes, tales como la Coca-Cola de Vainilla o la Pepsi Salty Watermelon. Este país es la cuna de las marcas más grandes de refrescos, las bebidas que lideran el mercado son las clásicas, es decir, Coca-Cola, Pepsi y Dr Pepper.

A pesar de tener una mayor población que Estados Unidos, en segundo lugar se encuentra China, con 39 mil millones de euros en ventas para 2023. Según la revista Just Drinks, el mercado se encuentra dominado por Coca-Cola con el 24.4 por ciento de ventas y es seguido por Tingyi Holding Corp con el 15.5%.

En tercer lugar, está Reino Unido proyectando 35 mil millones de euros en ventas para este año. Siendo el tercer país que más consumo soft drinks, el gobierno británico determinó que estas bebidas tendrían un impuesto especial si contenían azúcar. A cinco años de esta iniciativa, más de 47 mil toneladas de azúcar fueron removidas de estos productos, destacó el World Cancer Research Fund International.

Situándose en el cuarto lugar, se encuentra Nigeria, el único país africano en colarse al top 10, con 31 mil millones de euros en ventas. Asimismo, Alemania y Japón fueron los países con más ganancias por las soft drinks a nivel mundial, con 28 y 25 mil millones de euros, respectivamente.

México, por su parte, se posicionó en el séptimo lugar con 17 mil millones de euros en ganancias por la venta de refrescos y/o bebidas azucaradas. Particularmente en el caso mexicano, en la parte sur del país es más fácil conseguir refresco que agua, popularizando su consumo.

Si bien, estas bebidas permiten acompañar la comida, refrescarse o quitarse el sueño, su consumo desmedido puede tener un impacto en la salud. Una de las consecuencias de beber soft drinks, señala el portal WebMD, es el aumento de peso derivado de las calorías vacías del producto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.