“Desafío en Acapulco: Reconstrucción Tras el Huracán Otis y Seguridad

El impacto del huracán Otis ha dejado a Acapulco en una situación crítica. La falta de un análisis profundo sobre la crisis y una estrategia efectiva de contención plantean la preocupación de que los recursos destinados a la reconstrucción puedan caer en manos de grupos delictivos, empeorando la situación actual.

La presencia limitada de la Guardia Nacional en solo 38 colonias del puerto genera preocupaciones adicionales sobre el control del crimen organizado en el área. Ante esta situación, el desafío principal radica en cómo evitar que los males que aquejaban a Acapulco antes del huracán se intensifiquen.

Facundo Rosas Rosas, director de estrategia del Grupo BlackIND, advirtió sobre la falta de capacidades de la Guardia Nacional para analizar e investigar la estructura criminal en el puerto, lo que podría permitir el crecimiento de nuevos grupos delictivos.

El empresariado, representado por Francisco Daniel Herrera Lau del Grupo BlackIND, destacó la importancia de implementar una estrategia para lograr una reconstrucción resiliente y prevenir el aumento de la delincuencia. Este plan debe contemplar aspectos como reevaluación y planificación, seguridad y protección, ciberseguridad, coordinación frente a la delincuencia, copias de seguridad y recuperación, apoyo emocional, comunicación transparente y gestión de crisis.

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, criticó la falta de responsabilidad del gobierno estatal en áreas fundamentales como educación, salud y seguridad. Además, cuestionó la falta de recursos y reglas claras en el presupuesto asignado para la reconstrucción.

En este escenario, se prevé que los grupos delictivos busquen controlar diversos aspectos económicos, como la extorsión, transporte público, empeños y recolección de materiales de construcción, entre otros. Se destaca la necesidad de una acción inmediata y estratégica para evitar que los recursos destinados a la recuperación terminen fortaleciendo a la delincuencia.

En resumen, la reconstrucción de Acapulco no solo implica la recuperación de la infraestructura, sino también un esfuerzo conjunto para prevenir la expansión del crimen organizado y garantizar una verdadera transformación que brinde seguridad y bienestar a la comunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.