Competitividad de México en declive por debilidad del estado de derecho

En la opinión del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), México se encuentra a la baja en términos de competitividad tras el cierre del sexenio de la Cuarta Transformación (4T). Con información para NotiPress, el órgano asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló la debilidad del estado de derecho como la principal causa del desempeño económico del país.

De acuerdo con el CEESP, el sexenio no cuenta con cifras económicas comprobables en materia de beneficios de política económica. Bajo la postura de atender la desigualdad y resolver problemas sociales, esta ha sido uno de los puntos más relevantes del discurso oficial del gobierno, comentó el órgano asesor..

Si bien los indicadores económicos clave se mantienen en un rango de crecimiento favorable, como el consumo privado analizado por la OCDE, el sector privado considera un bajo dinamismo. Al respecto, el centro señaló que los factores económicos responsables de esta observación incluyen la precariedad laboral, comportamiento de las remesas, y los resultados de programas sociales.

Con motivo de la falta de dinamismo, el órgano asesor del CCE considera que la falta de estado de derecho en México es un obstáculo para la competitividad. Según cifras de World Justice Project compartidas con la agencia de noticias: el país se encuentra en el puesto número 136 de 142 en términos de corrupción.

Para el observatorio económico, México ¿cómo vamos?, un estado de derecho sano es aquel que garantiza los derechos y libertades de la ciudadanía. A nivel económico y social, este factor permite la sostenibilidad del crecimiento, así como la confianza de la ciudadanía, sectores, y organizaciones no gubernamentales.

Respecto a las medidas de las autoridades para impulsar el estado de derecho en México, el CEESP considera la baja competitividad como evidencia de la falta de respuesta oficial. En este contexto, la última edición del Índice de Competitividad Internacional del Centro de Investigación en Política Pública (IMCO) coloca a México en el lugar 37 de 43 países.

Ante las dificultades de competitividad, el deterioro del estado de derecho también afectó la eficiencia gubernamental, donde México calificó en el puesto 60 entre 64 naciones según el CEESP. Voceros del sector privado reiteraron: el escenario de confianza se encuentra entre los desafíos para la siguiente administración.

Tras los resultados del ejercicio electoral en las elecciones 2024, el dinamismo de la economía puede retomar su curso con medidas que impulsen el clima de inversión productiva. Entre los modelos de negocios con mayor protagonismo en este rubro, el sector privado señaló el nearshoring, principalmente por su potencial de crecimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.