La Reserva Federal: la sigilosa flexibilidad sigue adelante… – Análisis

Por: Jack Janasiewicz Gestor y Estratega de Portafolio de Natixis IM

La sigilosa flexibilidad sigue adelante…

¿Qué significa esto? Hemos visto un ajuste del pronóstico del PIB al alza, ajuste del desempleo a la baja, la inflación corregida al alza. Y, sin embargo, el punto medio (consenso) para las tasas sigue sin cambios.

Dicho de otra manera: las expectativas de un mayor crecimiento con menor desempleo e inflación más alta a la vez que las tasas de interés se mantienen sin cambios, son modestamente moderadas o dovish.

A que estar atentos: En diciembre de 2020, 16 de los 17 miembros pronosticaron que las tasas seguirían sin cambios para 2022. Esas cifras cambiaron esta semana y 14 de los 18 miembros no esperaban cambios.

Esto significa que 4 miembros ahora pronostican un alza en 2022, frente a solo uno en las previsiones de diciembre de 2020.

Para las expectativas de 2023, los pronósticos de diciembre de 2020 incluyeron a 5 de los 17 miembros que anticipaban un aumento de tasas. Hoy, eso cambió a 7 de 18 miembros, un aumento de 2 miembros más que esperan un alza para el 2023.

Cabe destacar que estos cambios no fueron suficientes para cambiar la expectativa promedio que aún estima que las tasas permanecerán iguales durante 2023. Sin embargo, tomamos en cuenta que algunos miembros parecen un poco incómodos con la perspectiva.

Pero la pregunta es ¿quiénes son los que cambiaron su expectativa? Miembros sin derecho a voto, ¿y si no son tan relevantes? Y si fueran miembros con derecho a voto, ¿puede Powell hacer que se unan a su punto de vista y al nuevo marco político?

Por tanto, ¿Qué sigue? Hay mucho tiempo para que el presidente Powell convenza a otros a compartir el marco de referencia de la meta de inflación promedio. Estaremos atentos a la evolución de esta gestión de los gobernadores. 

¿Qué más nos hizo ponderar lo anterior? El extremo amplio del pronóstico de gastos para consumo personal (PCE) para 2021 alcanzó un 2.5% según las proyecciones económicas de la Fed. Ese número se reduce a 2.3% para 2022 y 2023.

Esto implica que la inflación alcanzará un máximo de 2.5%. ¿Es esto debido a que la inflación demostrará ser transitoria o que la Fed aumentará las tasas para poner un freno a esto? Las proyecciones hacen que surja la pregunta.

Pero después de todo, son solo proyecciones. La verdadera herramienta para medir las decisiones en cuanto a políticas es el avance real, no el progreso proyectado.

El presidente Powel continúa enfatizando una recuperación dispareja. ¿Qué significa esto? La Fed tiene un mandato doble: estabilidad en los precios y empleo total.

En vista de sus declaraciones recientes y comentarios de discursos anteriores, así como el sentimiento compartido por la ex presidente de la Fed y ahora secretaria del Tesoro, Yellen, esto último parece estar volviéndose un poco más la prioridad.

El empleo económico pleno es una forma en que la Fed puede atacar la desigualdad de ingresos, un tema clave adoptado por la administración de Biden.

Hemos escuchado de Powell varios indicadores clave en términos de cuantificación de dicha desigualdad:

  • Desempleo en Afroamericanos
  • Prepandemia (febrero 2020): 6.0%
  • Actualmente: 9.9%
  • Aumento salarial entre quienes tienen bajos ingresos (último cuartil de 25%)
  • Pre-pandemia (febrero 2020): + 4.7%
  • Actualmente: + 4.0%
  • Las recesiones anteriores han tardado en promedio 3 años en recuperarse
  • Tasa de participación en la fuerza laboral para aquellos sin estudios universitarios
  • Prepandemia (febrero 2020): 58.3%
  • Actualmente: 54.7% (el más bajo desde que se registra el dato)

Estamos muy lejos de cumplir estos indicadores clave en términos de cumplimiento del mandato de empleo total. Y llevará bastante tiempo cerrar esta brecha.

Se han logrado grandes avances y probablemente se seguirá avanzando rápido, pero eliminar esa última parte del retraso en el mercado laboral puede resultar más desafiante.

Particularmente a medida que la reestructuración de los negocios se agiliza y se vuelve más eficiente, lo que resultará en posibles fricciones para volver a emplear a quienes que han perdido sus puestos de trabajo.

Subir las tasas demasiado pronto podría dejar esta brecha muy por debajo de lo que probablemente se consideraría una recuperación económica aceptable.

El mercado continúa escuchando lo que quiere oír y esto es todavía un  dolor de cabeza. Powell continúa enfatizando que ahora se basa en datos, no en predicciones.

Los modelos quedaron fuera. La inflación real dentro. El empleo total bien podría ser la prioridad, mientras que la estabilidad de precios pasa a un segundo plano.

Recuerde, la Fed desea garantizar 3 cosas antes de aumentar las tasas:

  1. Empleo total
  2. Inflación real superior al 2%
  3. Pronósticos de inflación que indican que la inflación sea > 2% durante un tiempo prolongado.

Estamos lejos de marcar cualquiera de las anteriores como logradas. Y, sin embargo, el mercado sigue queriendo “poner a prueba la determinación de la Fed”.

Quizá una vez, sólo una, el mercado realmente le creerá a Powell. Porque ha estado diciendo lo que planea hacer desde el día en que asumió la presidencia de la Fed.

Sin embargo, el mercado piensa lo contrario.

¿Y los mercados? La flexibilización sigilosa probablemente signifique renta variable más alta y una curva más pronunciada.

El mercado seguirá dudando de la Fed. Y esto significa que las expectativas de inflación seguirán aumentando.

La reafirmación de la inflación este año se añadirá a lo anterior a pesar de los efectos de base ya conocidos y los desequilibrios existentes y por resolverse entre oferta y demanda.

Pero en algún momento, el mercado deberá dejar de extrapolar las tendencias actuales indefinidamente.

Solo recuerde, las condiciones financieras son más importantes. No se trata solo de tasas. Las condiciones financieras comprenden un todo, y no se definen en lo particular por las tasas nominales.    

Además, las condiciones financieras han continuado ignorando el aumento de las tasas nominales. Esto sigue siendo extremadamente

Las opiniones de los columnistas y colaboradores expresan su punto de vista, y no necesariamente los de Pilotzi Noticias o de su servicio informativo Online

Deja un comentario