Mayra Martínez Medina -
Mayra Martínez Medina
En la semana que terminamos David Madero, director general del Centro Nacional de Control del Gas Natural explicó a la opinión pública en los medios de comunicación qué es y para qué sirve el Cenagas. Este organismo se formó a partir de la reforma energética, en agosto de 2014.
Con la creación del Cenagas, Pemex perdió el monopolio del transporte del gas natural, esto le implicó ceder a este Centro  la administración y operación del Sistema Nacional de Gasoductos (SNG) que durante décadas estuvo a cargo de Pemex Gas y Petroquímica Básica -hoy Pemex Transformación Industrial-. Esta filial fue la encargada de suministrar por años el gas natural al sector industrial y a los distribuidores del energético.
Pemex dejó de ser el rey en exploración, en el mercado de las gasolinas y en esta industria. La nueva legislación le quitó la responsabilidad de  operar los gasoductos, de asegurar el abasto de la molécula y garantizar la óptima operación de la infraestructura para llevar el combustible a los consumidores finales.
La petrolera le transfirió al Cengas 9 mil kilómetros de gasoductos, incluido el Sistema Naco – Hermosillo. El gas natural que tenemos en nuestras casas y en las industrias viaja por el SNG, que al mismo tiempo está interconectado con sistemas de Estados Unidos. De este modo el gas que compramos puede ser una mezcla de nacional e importado.
La interconexión del SNG con ductos estadunidenses garantiza el suministro de la molécula en México, “llevamos mucho tiempo sin alertas críticas” -desabasto- recordó el director del Cenagas. (En 2012 ocurrieron contingencias que llevaron a los consumidores a racionar el consumo).
Una manera de garantizar el suministro de gas natural para los consumidores  es a través de la subasta de capacidad en los ductos. Esto fue lo que hizo el Cenagas el 17 de febrero, puso a disposición de las empresas capacidad en el tramo que corre de Agua Dulce (Texas) a Los Ramones (Nuevo León). “Se abre una nueva modalidad de mercado”.  Anteriormente esta operación era exclusiva de Pemex.
En esta subasta participaron tres empresas, BP Energía, Fábrica de Envases de Vidrio del Potosí e Industria del Álcali.
Si hacemos una analogía es como reservar dos habitaciones de una casa para ocuparlas durante un periodo acordado.
La participación de David Madero en los medios de comunicación fue un recordatorio de que con la reforma energética estamos presenciando el fin del monopolio. Estamos frente a una nueva realidad.
@mayrafinazas

Deja un comentario