Archivo de la categoría: COLABORADORES

El peso entre las cuatro divisas más depreciadas en las últimas tres semanas / Artículo de Gabriela Siller

El peso cerró la semana con una depreciación de 1.83% o 41.3 centavos, cotizando alrededor de 23.05 pesos por dólar, acumulando una depreciación de 6.80% o 1 peso y 46 centavos en las últimas tres semanas.

Seguir leyendo El peso entre las cuatro divisas más depreciadas en las últimas tres semanas / Artículo de Gabriela Siller

¿Qué sigue después de las estimaciones del FMI? / Artículo de ALfredo Huerta

El FMI revisó a la baja la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana a -10.5% anual para este 2020 y una recuperación modesta de apenas un 3.3% para 2021. Esta recuperación se estimó en función del bajo porcentaje de estímulos, especialmente fiscales, que se le está inyectando a la economía por parte del Gobierno federal, para la recuperación del empleo y del consumo, independientemente del problema que se tiene desde 2019  en cuanto a la confianza e inversión.

Seguir leyendo ¿Qué sigue después de las estimaciones del FMI? / Artículo de ALfredo Huerta

El peso cerró ganando terreno junto a otras divisas de economías latinoamericanas / Artículo de Gabriela Siller

El peso cerró la sesión con una apreciación de 0.49% u 11.1 centavos, cotizando alrededor de 22.68 pesos por dólar, ganando terreno junto a otras divisas de economías latinoamericanas como el peso chileno que se apreció 0.90%, el real brasileño con 0.28% y el sol peruano, con un avance de 0.17%.

Seguir leyendo El peso cerró ganando terreno junto a otras divisas de economías latinoamericanas / Artículo de Gabriela Siller

Mercados con resultados mixtos, dólar cotiza alrededor de $22.90 / Análisis de Jorge Gordillo

Apertura de Mercados                                                    

Las principales bolsas en el mundo operan con resultados mixtos, en algunos casos (Europa) recuperándose un poco de las pérdidas de ayer, con los mercados financieros todavía influidos por las malas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI). El Organismo informó ayer que la pandemia de coronavirus está ocasionando daños más profundos y extendidos a la actividad económica que lo previsto inicialmente, lo que generó que recortara aún más sus proyecciones sobre la producción mundial de este año. Además, los inversionistas asimilan las cifras económicas publicadas hoy en EUA.

Con respecto al coronavirus, Estados Unidos sufrió el miércoles el mayor incremento de contagios diarios, con aumentos de infecciones en estados del sur y el oeste del país como California, Arizona, Texas y Florida. Esto orilló a que los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut ordenaron que los visitantes procedentes de otros ocho estados de EUA se pongan en cuarentena durante dos semanas a su llegada, después de que las infecciones por COVID-19 aumentaran en regiones que habían logrado esquivar el brote inicialmente.

En materia económica, en EUA, las solicitudes iniciales de desempleo bajaron ligeramente a 1.48 millones, desde el 1.54 anterior, pero por segunda semana consecutiva quedando por arriba de lo pronosticado (vs. 1.3 millones pronosticado), lo que demuestra la dificultades que presentan las empresas para volver a contratar trabajadores a pesar de la reapertura económica y con la posibilidad de que se intensifiquen los rebrotes de COVID-19, lo que podría presionar aún más al mercado laboral. Este escenario también se refleja en el sutil descenso de las solicitudes continuas de desempleo (19.5 millones desde el 20.3 previo). Por su parte, la segunda revisión del PIB estadounidense del primer trimestre de 2020 se mantuvo sin cambios respecto a lo reportado originalmente en -5.0%. Además, las órdenes de bienes duraderospresentaron un fuerte rebote durante mayo, con un avance de 15.8 mensual (vs 10.9% pronosticado). Excluyendo bienes de defensa y aeronaves el alza fue de 2.3%.

En México, las ventas al menudeo se desplomaron en abril 23.6% a tasa anual desestacionalizada, debido a las medidas de confinamiento implementadas para hacer frente al COVID-19. Se trata de una caída histórica. Con ello, en los primeros cuatro meses del año, la contracción ha sido de 5.7%.

A la 1pm Banxico anuncia su decisión de política monetaria. Todo parece indicar que recortará su tasa de interés de fondeo en 50 puntos base para dejarlo en 5.0%. La atención se enfocará también en sus comentarios sobre los futuros pasos. La decisión de Banxico podría presionar un poco al peso mexicano, entre 10 y 20 centavos, al reducirse el diferencial de tasas entre México y EUA.  

Los crecientes casos de coronavirus y las dudas sobre cómo sería la recuperación económica, han provocado la búsqueda de activos seguros, entre ellos el dólar, lo que ha presionado al peso mexicano por momentos de la madrugada hacia $23.0 spot.

Actualmente cotiza alrededor de $22.90 spot y por el resto del día podría fluctuar entre los $22.70 y $23.15 spot (el euro entre $1.117 y $1.123).

El peso inicia con depreciación como consecuencia del fortalecimiento generalizado del dólar / Artículo de Gabriela Siller

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.43% o 9.7 centavos, cotizando alrededor de 22.89 pesos por dólar, tocando un máximo de 22.9884 pesos, como consecuencia de un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense. La depreciación del peso de 2.08% en la sesión de ayer y hoy, se debe principalmente a la mayor aversión al riesgo ante el creciente número de casos de coronavirus a nivel global. En Estados Unidos, se han reportado esta semana 34,000 casos diarios, cerca de los máximos observado en abril, durante el pico de la pandemia. 

Lo anterior eleva cada día más la probabilidad de que se vuelvan a implementar medidas de confinamiento en los estados de California, Arizona, Texas y Florida. Los datos económicos también muestran que la recuperación económica de la principal economía del mundo es endeble. Esta mañana, las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana previa se ubicaron en 1.48 millones, superando la marca de 1 millón por 14 semanas consecutivas. El dato solo mostró una disminución de 28 mil solicitudes con respecto a la semana anterior y por segunda semana consecutiva superando las expectativas del mercado, lo que podría ser evidencia de que la recuperación del mercado laboral estadounidense podría ser lenta.

Otras divisas que pierden terreno son la corona noruega con una depreciación de 0.62%, el euro que pierde 0.51%, y el won surcoreano con 0.43%. Es importante destacar que el fortalecimiento del dólar es generalizado, afectando a divisas de economías emergentes y avanzadas. En el mercado de materias primas también se observan pérdidas, con el precio del WTI a la baja 1.71% con respecto a la sesión previa, ubicándose en 37.36 dólares por barril. Finalmente, en los mercados de capitales de Europa se observan pérdidas moderadas, aunque el mercado de futuros apunta a que los principales índices en Estados Unidos mostrarán caídas cercanas al 1%, a pesar de que ayer se observaron retrocesos cercanos al 3%.

Cabe agregar que en México la atención de los mercados se mantiene en la política monetaria de Banco de México que a las 13:00 horas se espera recorte la tasa de interés en 50 puntos base a 5.0%. La depreciación del peso esta mañana está motivada por el desempeño en otros mercados y no por la expectativa de política monetaria, pues desde hace varias semanas el consenso ha sido de un recorte a la tasa de interés. Por este mismo motivo, es poco probable que la decisión genere presiones al alza duranta tarde.

En cuanto a indicadores económicos de México, esta mañana se publicaron las ventas minoristas de acuerdo con la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales (EMEC). Durante abril, las ventas minoristas cayeron a tasas históricas de 22.4% mensual y 23.6% anual, mientras que las ventas al por mayor cayeron 18.2% mensual y 20.2% anual, al tratarse del mes del impacto de la pandemia. Al interior de las ventas minoristas, las caídas mensuales más severas ocurrieron en los rubros de comercio de calzado (-73.55%), artículos para el esparcimiento (-70.62%), ropa, bisutería y accesorios de vestir (-63.23%), tiendas departamentales (-61.18%), perfumería (-60.49%), textiles excepto ropa (-48.50%) y automóviles y camionetas (-47.29%). Lo anterior explica porque bajaron los precios de algunas mercancías no alimentarias y menos esenciales ante la pandemia y comenzaron a subir en junio, ante la reapertura del comercio. El único sector de comercio minorista que mostró una expansión durante abril fueron las ventas a través de internet y catálogos, con un avance mensual de 6.97%.

Desde el punto de vista técnico, el tipo de cambio ha mostrado una formación de soportes crecientes sobre el promedio móvil de 100 días, hacia una misma resistencia en 23 pesos por dólar. Si se supera esta resistencia, es probable que el tipo de cambio tenga un rompimiento al alza a 24 pesos por dólar en un movimiento inicial. 

El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.43%, ubicándose en 1.1203 dólares por euro, mientras que la libra se deprecia 0.02% y cotiza en 1.2417 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda. 

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuye en 2.3 puntos base, a una tasa de 0.66%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años se mantiene sin cambios en 6.00%.          

Mercado de Derivados. 

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 23.5 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.95% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 23.0285 a 1 mes, 23.4621 a 6 meses y 23.9407 pesos por dólar a un año.

Gabriela Siller; PhD 
Director de Análisis Económico-Financiero.
Banco BASE

John Bolton: México y la seguridad nacional / Artículo de Valeria López Vela

Sorpresivamente, como ha sido todo en su presidencia, Donald Trump anunció ayer que el Presidente López Obrador se reuniría con él pronto.

La noticia nos dejó perplejos, pues el Presidente no ha realizado ningún viaje internacional y el canciller Ebrard tampoco tenía noticia alguna, según declaró.

En medio de mi asombro, recordé que el recién publicado libro de John Bolton, exasesor de Seguridad de Trump, relata tres aspectos sobre la relación bilateral: el muro fronterizo; la migración y los tratados comerciales. En esta entrega, me enfocaré sólo en el primero.

Bolton confirma lo que hemos sospechado: el muro es, fundamentalmente, un estandarte para la próxima campaña. Bolton refiere una reunión con su equipo más cercano, insistiendo en que el muro en la frontera con México tenía que ser construido y que la inmigración ilegal tenía que reducirse. “Fui electo por este tema y ahora no voy a ser reelegido por eso”, cita Bolton.

El habitante de la Casa Blanca no dudó en considerar a los cárteles del narcotráfico como grupos terroristas para conseguir financiamiento para el muro. A pesar de todas las complicaciones y sanciones que eso representaría para su vecino del sur.

La resolución 1566 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas define al terrorismo como “cualquier acto… destinado a causar la muerte o lesiones corporales graves a un civil o a un no combatiente, cuando el propósito de dicho acto, por su naturaleza o contexto, sea intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo”. En ese sentido, el inmundo ataque a la familia Le Barón es el caso ideal para validar las intenciones de Trump.

Aunque el abanico de implicaciones es amplio y depende de la gestión política de las partes, las consecuencias consideran desde amplias sanciones económicas y comerciales hasta medidas más selectivas, como embargos, prohibiciones de viajar y restricciones financieras o de determinados productos. Eso sería devastador para nuestra economía.

Además, las acciones correspondientes de contraterrorismo vulnerarían nuestra frontera, comprometiendo nuestra soberanía. Por ello, para nuestro país no es conveniente ser considerado como un Estado que alberga —aunque no proteja— a grupos terroristas.

Con la información proporcionada por Bolton, la percepción de la administración de la Casa Blanca ha de hacerse con una óptica distinta: debe entenderse como un asunto de seguridad nacional para México, pues condiciona el desarrollo económico de nuestro Estado; y, dado el binomio inexorable entre seguridad y desarrollo, la política nacional tendría que replantear sustantivamente la relación bilateral.

Es ingenuo seguir pensando que la construcción del muro y la consideración de los cárteles como grupos terroristas afectan sólo a la política norteamericana pues, si bien es cierto, el primer golpe de bola tiene impacto en los votantes, también lo es que los impactos serían en varias bandas. En este contexto, cobra sentido la declaración de Trump: “Quiero agradecer al Presidente de México, es un buen tipo. Creo que va a venir muy pronto a Washington, a la Casa Blanca”. Trump hizo la inusual invitación mientras supervisaba la construcción del muro, con 13 puntos por debajo de Joe Biden.

Éste es, sin duda, uno de los muchos motivos por los que Trump intentó por todos los medios impedir la publicación del libro. Tenía razón, el libro toca asuntos delicados de Seguridad Nacional… también para México.

Banxico y su decisión de política monetaria / Artículo de Alfredo huerta

Este jueves tendremos nuevamente una decisión de política monetaria en México, donde el comportamiento del mercado secundario viene descontando un ajuste de 50 puntos base en la tasa de referencia para llevarla a 5.0% anual.

La Comisión de Cambios presidida por la SHCP y Banxico, decidieron “renovar” dos subastas de swaps que vencen el 24 y 29 de junio próximo con 7,000 y 4,000 MD respectivamente. Por cierto, las primeras operaciones de swaps se llevaron a cabo en niveles de $24.51 y $24.74, que representan niveles  entre 8.5 y 9.5% por arriba del precio actual. El Banco Central sigue con gran actividad, tratando de aligerar la falta de acción contundente del Gobierno federal en la crisis económica, como muchos otros Gobiernos en el mundo.

A continuación enumeramos las diferentes acciones del Banxico en la lucha por la economía en tiempos del Covid-19.

Banxico. Medidas de IntermediaciónBanxico. Acciones Regulatorias
•      Provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar crédito.

•      Facilidad de financiamiento a instituciones de banca múltiple garantizada con créditos corporativos.

•      Ventanilla de reporte de valores gubernamentales a plazo.

•      Facilidad de reporto de títulos corporativos.

•      Ampliación del programa de coberturas cambiarias.

•      Subasta de dólares fondeadas con línea de Swap.

•      Manejo de pasivos (permuta de valores).

•      Fortalecimiento al programa de formadores de mercado.

•      Incremento de la liquidez durante los horarios de operación.

•      Ventanilla de intercambio temporal de garantías.

•      Permuta de valores gubernamentales.

•      Coberturas cambiarias liquidables por diferencia en dólares.

•      Reducción en tasa de Facilidad de Liquidez Adicional Ordinaria (FLAO).

•      Ampliación de los títulos elegibles para la FLAO, operaciones de coberturas cambiarias y operaciones de crédito en dólares.

•      Ampliación de contrapartes elegibles para FLAO.
•        Reducción de los Depósitos de Regulación Monetaria.

•        Criterios contables especiales para instituciones financieras.

•        Suspensión voluntaria en el pago de dividendos.

•        Uso de suplementos de capital.

•        Flexibilidades en requerimiento de liquidez.

•        Flexibilidades en requerimientos de información y reportes.

•        Facilidades de CNBV de supervisión e inspecciones.

•        Medidas de continuidad operativa para las AFORES.

•        Extensión temporal en el cobro mínimo de las tarjetas de crédito.

•        Medidas sobre el manejo de efectivo.

Reunión de Banxico ¿a dónde va la política monetaria? / análisis de Jorge Gordillo

Este jueves, Banco de México anuncia su decisión de política monetaria. Todo parece indicar que volverá a recortar en 50 puntos base para dejarla en 5.0%.

Cuatro elementos justificarían esta decisión: 1) la tasa anual de inflación se mantiene dentro del rango de la autoridad monetaria; 2) débil actividad económica del país, con posibilidad de deterioro más profundo; 3) margen de maniobra para seguir bajando tasas por las reducciones que ya hizo la FED; 4) pocas alternativas de inversión en deuda gubernamental de inversionistas extranjeros ya que todos los países han bajado sus tasas de interés y México sigue siendo de las más atractivas.

Como se ha mostrado en las minutas de las últimas reuniones de política monetaria, los miembros de la Junta de Gobierno tienen opiniones divididas en torno a la velocidad de la disminución de las tasas de interés.

En CIBanco consideramos que la adopción de un enfoque más agresivo de política monetaria en México, con el objetivo de estimular la recuperación implicaría incurrir en riesgos elevados a cambio de un impacto modesto en la actividad económica. El problema de contracción económica del país (y del mundo) no se va a resolver con una política monetaria laxa (expansiva).

Algunos miembros de la Junta de Gobierno de Banxico consideran que las menores tasas de interés ayudarán a promover el otorgamiento de crédito conforme a las medidas impulsadas por Banco de México. Esta aseveración es difícil de probar, y la evidencia empírica demuestra que en época de crisis económica, la demanda de crédito se contrae de forma significativa.

La realidad es que Banxico ha seguido el curso que ha implementado la FED en torno a los niveles de recortar tasas de interés, aunque no con el mismo vigor y velocidad que el banco estadounidense.

La principal razón es que en los últimos años Banxico ha sido muy cuidadoso de no romper con las expectativas de los agentes económicos en el tema de la inflación.

Mucho tiene que ver en esa lógica de actuar que aunque en los últimos meses los precios al consumidor han bajado (a tasa anual), esto se explica en gran medida por el rubro no-subyacente (incluye bienes volátiles como energéticos y agropecuarios). En meses recientes este indicador ha registrado mínimos históricos, con tasas cercanas a cero o, incluso, negativas.

En contraste con el desplome de la inflación no subyacente, extrañamente el rubro subyacente se ha mantenido virtualmente estable, con un promedio de 3.7% y mínimas variaciones.

También influye el impacto que puede tener una baja de tasas en el tipo de cambio y en su “traspaso” a los precios. El riesgo de la decisión es que pudiera traer una reacción negativa de los inversionistas extranjeros financieros que tienen en su poder deuda interna mexicana por el atractivo diferencial de tasas entre México y EUA, presionando al peso mexicano y pudiendo incrementar los costos de productos importados y con ello la inflación. En esta ocasión, la reacción inicial de la moneda mexicana podría ser de depreciación entre 10-30 centavos. Como ha sucedido en anteriores reuniones, este impacto cambiario sería temporal, de corta duración.

A partir del nivel del 5.0% en la tasa de fondeo, decisiones de bajas adicionales serán difíciles de tomar por parte del Banco Central mexicano. Para el corto y mediano plazo, aunque el choque actual generado por la pandemia del COVID-19 y la distorsión generada en los mercados financieros globales hace más difícil saber cuál debe ser la conducción eficaz de política monetaria, la expectativa del mercado es que Banxico pueda volver a recortar su tasa de fondeo en por lo menos otros 50 puntos base en lo que resta del año. Con ello, concluiría el 2020 en 4.50%.

A ese nivel consideramos que Banxico se mantendrá por varios meses. Sin embargo, como se desarrolle la crisis en México a finales del año y principios del próximo, y si la Reserva Federal en EUA aumente para entonces sus estímulos monetarios, sabremos si Banxico busque bajas adicionales, digamos hacia el 4.0%.

Semana de información económica y política con efecto en los Mercados / Artículo de Alfredo Huerta

Esta semana del 22 al 26 de junio, la penúltima para el cierre de mes, cierre trimestral y cierre semestral, será relevante en los mercados financieros del mundo y por su puesto de México.

En Estados Unidos se tendrán datos de mayo relacionados a vivienda, de bienes durables, ingreso y gasto personal, así como el dato último del PIB al 1T´2020. Además, veremos la semana número 14 de manera continua, con solicitudes por seguro de desempleo con datos superiores al millón de personas. Sin embargo, en el ámbito político, saldrá el libro de John Bolton a la venta una vez que el juez lo aprobó y el desangelado reinicio de la actividad electoral del presidente Trump que sigue perdiendo terreno en las encuestas y en la información en Casas de Apuestas. La presión que tiene es importante.

En el caso de México, tendremos  información económica relevante, en donde veremos caídas importantes en diferentes indicadores. Por un lado, la tasa de desempleo a mayo que deberá incrementarse a tasas superiores de 6.0% seguramente, tendremos los datos de inflación a la primera quincena de junio donde la inflación general superará el nivel de 3.0% anual. Se tendrá el dato de ventas al menudeo al mes de mayo con caídas entre 15 y 20% mensual, así como el IGAE al mes de abril, que empiece a mostrar los datos duros de esta caída del segundo trimestre en nuestro país y que puede rondar con un ajuste del orden de 20.0%.

Destaca en esta parte, la decisión de política monetaria del Banxico, que de manera consecutiva ha venido anunciando recortes del orden de 50 puntos base y consideramos que la decisión estará con una nueva baja entre 25 y 50 puntos base en un entorno quizá más complicado en los mercados.

En la medida de que se den a conocer estos datos negativos del entorno económico, es probable que veamos anuncios del Gobierno en temas políticos, o inclusive, no descartar algunos anuncios ligados a una probable extensión de plazo en el diferimiento de pagos de créditos por parte de la Asociación Mexicana de Bancos junto con la Secretaría de Hacienda de otros 3 a 6 meses, con la idea de seguir flexibilizando la regulación a los bancos y les permitan generar las reestructuras y/o refinanciamientos, tratando de contener el gran potencial de morosidad tanto en el consumo como en el crédito a personas físicas y personas morales.

Los mercados concluyeron este viernes 19 de junio con un balance semanal positivo entre uno y cuatro por ciento en las bolsas accionarias de Estados Unidos y México. El índice dólar DXY ganó terreno en la semana y acumula alza en el año de 0.62%, el peso mexicano se depreció 1.49% semanal y en el año, ha perdido 19.52%. Vimos caídas en la libra, el euro, nueva depreciación del real brasileño, los commódities ganaron terreno en la semana, el petróleo entre 8 y 9%, el oro 0.65%, la plata un 3.03%, entre otros.

Pero se aproxima el cierre trimestral y semestral, con mercados que han recuperado terreno de manera muy importante apoyados por el exceso de liquidez de bancos centrales y del Gobierno americano, respecto a los datos mínimos de marzo y abril pasado dependiendo de cada mercado.

Los resultados del segundo trimestre de la economía global y de las empresas serán negativos y sus valuaciones actuales no corresponden a los niveles actuales en el caso de mercados accionarios, pero veremos si el dólar tiende a recuperar terreno en mayor medida, en medio de esta pandemia que no cede y que sigue generando nuevos récords en algunos estados de la Unión Americana y en general, en América Latina como Brasil, Perú, Chile, México, Colombia, Ecuador, crece en la India con rebrotes en algunos países de Europa incluido Rusia como tercer país con más número de infectados.