Todas las entradas de: Mayra Martínez Medina

Mayra Martínez Medina, una década de experiencia en los medios de comunicación de este país, concretamente en las secciones de negocios. Para mí el periodismo es como un juego de Lego, intento tomar todas las piezas -son muchísimas-, las analizó y después las acomodo para darle forma a una historia.

Este será un buen año para la industria del acero

Este mes vence la vigencia de las medidas de protección arancelaria impuestas por la Secretaría de Economía a ciertos productos siderúrgicos -sobre todo a los provenientes de Asia- para proteger a la industria del acero nacional de la competencia desleal.

¿Alguien recuerda que en junio de 2015 Altos Hornos de México (Ahmsa) anunció el despido de cuatro mil 500 trabajadores?, Alonso Ancira explicó que el desplome de los precios del acero ocasionado por la sobre oferta del metal chino a menores precios y las prácticas desleales mediante las cuales se colocó ese insumo en el mercado mexicano asfixiaron a su empresa y al resto de la industria.

ArcelorMittal, Deacero, y el resto de las empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) se unieron para presionar al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo a que implementara medidas para proteger a la industria nacional de los metales asiáticos que entraban al país bajo prácticas antidumping o de lo contrario continuarían los despidos en el sector. Finalmente la Secretaría de Economía impuso medidas temporales  de protección arancelaria de 15 por ciento para ciertos productos siderúrgicos –por lo menos 89-. Esta medida se ha renovado cada seis meses desde septiembre de 2015.

De manera adicional cada empresa inició los ajustes operativos necesarios para reducir costos y generar un margen más holgado para sus finanzas.

Después de los estragos de esta tempestad que inició en el año 2011, parece que 2017 será un buen año para la industria. Compañía Minera Autlán comparte el optimismo de los analistas internacionales que anticipan un repunte de precios mismo que se verá reflejado en los mercados durante buena parte de este año.

Tanto AHMSA como Autlán coincidieron en sus reportes al cierre de 2016 que el último trimestre se caracterizó por una importante recuperación de los precios internacionales en la industria.

Autlán, productora  del mineral de manganeso, explicó que dicha recuperación fue “por una situación estructural de mayor demanda que oferta que originó bajos inventarios a nivel mundial”. Recordemos que Autlán no produce acero sino que suministra a las siderúrgicas de los minerales requeridos para la producción del metal.

Según Autlán “el año 2017 será  mesuradamente favorable para la industria siderúrgica mundial. Estimaciones de World Steel Association señalan que el consumo de acero líquido mundial presentará un ascenso de 0.5 por ciento. Y se esperan óptimos volúmenes de consumo de acero en varias economías principalmente: India, Turquía, Brasil, Estados Unidos y México”.

A pesar de los ajustes bajistas para el crecimiento del PIB en México, Autlán tiene sobre la mesa proyecciones que apuntan hacia un incremento de 3.2 por ciento en el consumo de acero para este año.

Ahmsa aunque todavía enfrenta aprietos financieros, en su informe financiero del último trimestre del año confió en que este año habrá una recuperación de los precios internacionales que jugará a su favor, entre otros factores.

Esta perspectiva en cuanto a recuperación de precios para la industria del acero, que representa el 1.9 por ciento del PIB nacional e inversiones por 13 mil 952 millones de dólares,  sin duda es una buena noticia en medio de tanta volatilidad, inflación, recortes  o renegociaciones de acuerdos comerciales.

@mayrafinanzas

Gas natural, el otro monopolio que Pemex perdió

Mayra Martínez Medina
En la semana que terminamos David Madero, director general del Centro Nacional de Control del Gas Natural explicó a la opinión pública en los medios de comunicación qué es y para qué sirve el Cenagas. Este organismo se formó a partir de la reforma energética, en agosto de 2014.
Con la creación del Cenagas, Pemex perdió el monopolio del transporte del gas natural, esto le implicó ceder a este Centro  la administración y operación del Sistema Nacional de Gasoductos (SNG) que durante décadas estuvo a cargo de Pemex Gas y Petroquímica Básica -hoy Pemex Transformación Industrial-. Esta filial fue la encargada de suministrar por años el gas natural al sector industrial y a los distribuidores del energético.
Pemex dejó de ser el rey en exploración, en el mercado de las gasolinas y en esta industria. La nueva legislación le quitó la responsabilidad de  operar los gasoductos, de asegurar el abasto de la molécula y garantizar la óptima operación de la infraestructura para llevar el combustible a los consumidores finales.
La petrolera le transfirió al Cengas 9 mil kilómetros de gasoductos, incluido el Sistema Naco – Hermosillo. El gas natural que tenemos en nuestras casas y en las industrias viaja por el SNG, que al mismo tiempo está interconectado con sistemas de Estados Unidos. De este modo el gas que compramos puede ser una mezcla de nacional e importado.
La interconexión del SNG con ductos estadunidenses garantiza el suministro de la molécula en México, “llevamos mucho tiempo sin alertas críticas” -desabasto- recordó el director del Cenagas. (En 2012 ocurrieron contingencias que llevaron a los consumidores a racionar el consumo).
Una manera de garantizar el suministro de gas natural para los consumidores  es a través de la subasta de capacidad en los ductos. Esto fue lo que hizo el Cenagas el 17 de febrero, puso a disposición de las empresas capacidad en el tramo que corre de Agua Dulce (Texas) a Los Ramones (Nuevo León). “Se abre una nueva modalidad de mercado”.  Anteriormente esta operación era exclusiva de Pemex.
En esta subasta participaron tres empresas, BP Energía, Fábrica de Envases de Vidrio del Potosí e Industria del Álcali.
Si hacemos una analogía es como reservar dos habitaciones de una casa para ocuparlas durante un periodo acordado.
La participación de David Madero en los medios de comunicación fue un recordatorio de que con la reforma energética estamos presenciando el fin del monopolio. Estamos frente a una nueva realidad.
@mayrafinazas

Dónde quedó el consumo fuerte de Videgaray

El dinamismo del consumo interno a mediados de 2015 le permitió al entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray destacarlo como uno de los motores del crecimiento. Hoy la realidad es otra, inquietante. El consumo entró en una curva descendente, reportó la ANTAD la semana pasada.

Preocupa que esta desaceleración o “bache” dure largo tiempo, exactamente cuánto, no lo sabemos.

“Ya veíamos una desaceleración del consumo por eso pedimos al gobierno políticas públicas que lo impulsen, debemos facilitar a las empresas un menor costo de operación, quitarles trabas, gastando mejor y formalizar la economía”, expresó Vicente Yáñez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

La ANTAD presentó la semana pasada el reporte de crecimiento en ventas durante enero de este año, fue de 4.2 por ciento; aunque el dato está por debajo lo observado el mismo mes de 2016 (8.6 por ciento) y 2015 (5.5 por ciento) “así lo esperábamos en nuestra proyección para el 2017”, insistió el representante de unas 51 mil 917 tiendas instaladas en el país.

Fue a mediados de 2015 cuando con base en los reportes de esta Asociación y del INEGI que el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presumió de un consumo sólido apoyado de una baja inflación. Tan fuerte que lo destacó como un pilar fundamental para el dinamismo económico. Por aquellos meses la inflación se ubicó en rangos inferiores a 3 por ciento. Tuvimos meses en que este indicador fue recordado como el más bajo en 11 años. La baja inflación se debió a la reducción en las tarifas de los servicios de telecomunicaciones, ¿recuerda los efectos de la reforma en telecomunicaciones con la eliminación de los cobros de larga distancia nacional y a celulares?

Después de escuchar la preocupación de Vicente Yáñez respecto al descenso del consumo no me queda duda de que el entorno económico cambio de mayo de 2015 a la fecha. Hay 20 meses de diferencia desde que el actual secretario de Relaciones Exteriores destacó las tasas de consumo interno como uno de los sostenes de la economía.   

Ahora le toca a José Antonio Meade, el relevo de Luis Videgaray identificar los sectores sobre los cuales se sustentará el desarrollo y crecimiento de la economía. Eso sí, en un entorno más desafiante comparado con el de su antecesor empezado por el nuevo gobierno en Estados Unidos y proyecciones de crecimiento a la baja.

 En este contexto de picada del consumo es de notar que hace unos días la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) reportó una baja de 1.7 por ciento en las exportaciones a Estados Unidos. Aunque este comportamiento puede ser natural durante este mes debemos seguirle la pista al comportamiento de las exportaciones a este país. Estamos hablando de una industria relevante para nuestra economía.

Abonemos un elemento más a la lista de desafíos que enfrenta José Antonio Meade en su trabajo de alentar el crecimiento, me refiero a la reducción de 6.1 por ciento de inversión extranjera directa (IED) en 2016 respecto a  2015. El 61 por ciento de estos capitales proviene de Estados Unidos y el grueso se invierte en la industria maquiladora.

Llevamos tres indicadores fundamentales a la baja: el consumo, la inversión extranjera y parte de las exportaciones. ¿Cuál será el pilar del crecimiento?

@mayrafinanzas

El margen que todavía tiene Banxico para subir la TIIE

El Banco de México subió el jueves pasado su Tasas de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a 6.25 por ciento, ¿qué margen tiene el banco central para seguir aumentando tipos?, ¿llegará la tasa referencial al  8.25 por ciento de 2008, año de plena crisis financiera?

La respuesta todavía es incierta. Sin embargo, las proyecciones de la inflación pueden darnos una idea de hasta dónde puede llegar la TIIE los próximos meses. La premisa tiene sentido si recordamos que uno de los objetivos de la política monetaria -como el alza de tasas- es mantener el control de la inflación.

 En caso de que la inflación general de este año alcance un 5.50 por ciento la TIIE puede estacionarse en 6.50 por ciento, me comentó Irasema Andrés Dagnini, analistas del mercado de derivados para la operadora GAMAA.

Tras esta explicación la pregunta es ¿la inflación general se quedará en el rango de 5 por ciento o lo rebasará? Existen analistas de mercado que estiman hasta un 7 por ciento. Para darnos una idea, entre 2008 y 2009 los años de crisis y alza de tasas el crecimiento de la inflación anual fue de 6 por ciento.

Empecemos a tomar nota del comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor. El reporte de este indicador correspondiente a enero sorprendió a los analistas ya que estuvo por arriba de lo esperado. El INEGI informó que la inflación general de enero se situó en 4.72 por ciento. Y que el índice de este mismo mes subió 1.70 por ciento.

El comentario de Finamex Casa de Bolsa sobre el reporte de inflación del INEGI llamó mi atención porque retomó algunos detalles que antes del reporte minimizaron y que impactaron en una inflación mayor a la esperada.

“La inflación subyacente -precios de corto plazo que excluye energéticos- fue de 0.37 por ciento superior a nuestra expectativa de 0.16 por ciento y la del consenso de 0.27 por ciento”.

¿Qué subestimó el mercado? el precio de los genéricos de loncherías, fondas, torterías y taquerías; restaurantes y similares además de los servicio de televisión de paga.

También “subestimamos el componente de mercancías por el alza de automóviles. Por otro lado, en la inflación no subyacente subestimamos el componente de energéticos ya que tanto las gasolinas como el gas LP mostraron alzas superiores a las que marcaba el promedio simple de los precios”, acotó Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado.

En este espacio de la semana pasada le comenté que los movimientos del tipo de cambio y del petróleo en el mercado internacional influyen en el precio de los energéticos en México mismos que ya sentimos el  alza del valor de los combustibles de enero.

A pesar de que estos aumentos pudieran ser más bruscos a los ya registrados y con ello empujar la inflación, los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México deberán ser cautelosos en el alza de tasas porque este movimiento repercute en el valor del dinero del que disponen tanto empresarios como el sector productivo. Más subidas de tasas pueden limitar la producción y el consumo en el país.

Si el precio de las mercancías tiende a subir es debido a las presiones del tipo de cambio “la cual debe dejar de ser una constante en cualquier momento”, me explicó la experta en el mercado de derivados.

De momento tenemos las pistas de las variables a seguir pero no la certeza de hasta cuánto llegará la TIIE sin afectar al sector productivo y de consumo por el encarecimiento del dinero.

@mayrafinanzas

 

Los factores que contuvieron el “gasolinazo” de febrero

El viernes la Secretaría de Hacienda nos informó que no habría alzas en el precio de las gasolinas y diesel, por lo menos hasta el 17 de febrero. ¡Después de esta fecha ya veremos! Así, el litro del combustible Premium se mantiene en un precio máximo promedio de 17.79 pesos, el de la Magna en 15.99 pesos y el de diesel en 17.05 pesos.

De bote pronto podríamos pensar que debido a las presiones sociales y al contexto político el gobierno federal decidió mantener estables los precios. En realidad fue la relativa estabilidad en el mercado cambiario y en el petrolero la que permitió conservar los precios de enero.

Recordemos que el tipo de cambio y la cotización del petróleo son dos factores determinantes en el precio final de los energéticos. Si estos dos commodities suben, también la gasolina y el diesel.

El precio que encontramos en las estaciones de servicio el 1 de enero se calculó tomando como referencia el promedio del tipo de cambio y la cotización del crudo de noviembre y diciembre de 2016. Durante estos meses los picos de volatilidad en los mercados fueron altos ya que estuvieron alentados por la incertidumbre de las medidas que tomaría el actual presidente de Estados Unidos.

Para muestra de la volatilidad vivida aquellos meses revisemos los datos del Banco de México. En noviembre el tipo de cambio dejó la banda de los 18 pesos. El 9 de noviembre la cotización se elevó a los 19.92 pesos por dólar.  En cuestión de horas vimos un nuevo máximo de 20. 48 pesos. El 11 de noviembre el dólar sorprendió al llegar a los 21.05 pesos.

Los días subsecuentes el tipo de cambio se mantuvo en esta banda. El 20 de enero de este 2017, día en que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos su divisa se vendió en 21.90 pesos. Después vino el descenso, el 30 de enero el tipo de cambio se ubicó en 21.00 pesos por moneda estadunidense. La diferencia del salto entre la banda de los 19 pesos a los 21.90 la resentimos en el alza de la gasolina.

Un movimiento similar ocurrió en el mercado petrolero durante este lapso. En noviembre observamos cotizaciones en la banda de los 40 dólares por barril. El 2 de noviembre el valor del crudo fue de 43.90 dólares. Para el día 15 de ese mes tuvo una variación a la baja de 2.96 dólares; pero a mediados de diciembre remontó hasta los 53 dólares por barril.

Como podemos observar en noviembre y diciembre la cotización del tipo de cambio y del petróleo se encareció. Este incremento lo resentimos en el precio de la gasolina de enero.

¿Por qué no subió el precio de este combustible en febrero?, simple. La cotización del tipo de cambio de los últimos días de enero bajó y la del petróleo se mantuvo “estable”. No perdamos de vista que si estas dos variables suben ocurrirá lo mismo con la gasolina, de mantenerse estables, la gasolina también.

Entre el 23 y el 31 de enero la cotización promedio del tipo de cambio se ubicó en los 18.12 pesos por dólar. De los 21. 45 pesos por unidad, del 23 de enero bajó a 20.79 pesos el último día del mes. Muy alejada de la barrera psicológica de los 22 pesos por dólar en noviembre.

Durante este mismo periodo el valor promedio del crudo se ubicó en 52.50 dólares. Es decir, el costo del barril osciló en la banda de los 52 dólares. Esto es dejó la barrera de los 53 dólares de diciembre.

El anuncio de cuánto nos costará la gasolina el 17 de febrero dependerá de los movimientos del mercado cambiario y petrolero estos días. Así que ni las presiones sociales mucho menos la voluntad política determinan el precio de los combustibles.

@mayrafinanzas

Las debilidades en la comunicación del TLCAN 2017 VS 1990

Tres años antes de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte el gobierno mexicano desplegó una estrategia de comunicación respecto a los beneficios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Los profesionales de la comunicación que siguieron de cerca este capítulo de la historia comercial de México la recuerdan como una campaña exhausta dentro y fuera de Estados Unidos, “el gobierno mexicano contrató agencias de relaciones públicas y cabildeo, se acercó a los diarios de mayor influencia, a los líderes de opinión y políticos destacados, contactó con las comunidades regionales que parecían afectadas por el acuerdo comercial, se apoyó de su red de consulados en territorio norteamericano”.

En la década de los noventa, platicó en una reunión la semana pasada uno de estos comunicadores, también existieron políticos opositores al TLCAN que al igual que Trump en plena contienda electoral enfatizaron las afectaciones que el tratado implicaría para Estados Unidos en materia económica y laboral. A diferencia de hace 27 años el gobierno mexicano se blindó contra los ataques con estrategias de comunicación y argumentos durante tres años.

¿Cuáles fueron las estrategias de comunicación desde aquel 21 de julio de 2016 por parte del gobierno mexicano cuando el actual presidente de Estados Unidos oficializó en campaña su propuesta de levantar un muro?

A nivel mediático sobresalieron las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto respecto a que México no costearía la construcción de ningún muro. Después ocurrieron los encontronazos entre miembros del gabinete tras la visita a nuestro país del entonces candidato Donald Trump. Así pasó el tiempo hasta que llegó el día del triunfo del magnate en las elecciones y su toma de protesta como presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

El miércoles 25 de enero Trump firmó la orden ejecutiva de construir el muro en la frontera con México. Al día siguiente Alberto Baillères,  presidente de Grupo Bal (Palacio de Hierro, Fresnillo, Peñoles, GNP, entre otras empresas)  expresó su respaldo al presidente Enrique Peña Nieto, “es tiempo de respetar y apoyar nuestras instituciones, y a nuestro presidente”. Lo mismo hizo Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis y presidente del Consejo Mexicano de Negocios al cual están afiliadas 49 empresas entre nacionales e internacionales.

A estas dos voces y a la de miles de mexicanos se sumó la de Carlos Slim por la “unidad nacional”. “Estoy apoyando” al presidente, enfatizó el magnate en su conferencia del 27 de enero.

En cuestión de minutos el respaldo de estos tres hombres intensificó el sentimiento de unidad nacional y se hicieron todavía más públicos los beneficios de México para Estados Unidos en el TLCAN, lo que no logró el presidente ni su gabinete desde meses atrás.

Esto nos enseña que las estrategias de comunicación nunca terminan y siempre hay que estar alertas para saber cuándo intensificarlas.

@mayrafinanzas

Entre el papel higiénico, las tortillas y la luz, ¿regresará la inflación a 3%?

El alza de 20 por ciento en el precio de los combustibles que inició este año ya lo resintió Grupo Industrial Maseca. La empresa con sede en Monterrey incorporó éste y otros incrementos al precio de su harina de maíz, se comprometió a no aplicar más aumentos, al menos hasta junio. Claro que de ocurrir acontecimientos que presionen el costo  operativo del negocio antes de esa fecha, seguramente, la compañía elevará una vez más el precio de su insumo.

Que Maseca traslade los incrementos del mercado a sus productos es un factor que quizá no le quite el sueño a muchos pero sí es un dato importante porque en México el consumo per cápita de tortilla es de aproximadamente 90 kilogramos al año, un volumen tres veces superior al del pan.

El aumento de la harina de maíz obedece no sólo al encarecimiento de los combustibles, también al fortalecimiento del dólar. Recordemos que durante los días transcurridos de este 2017 la divisa estadunidense se apreció 8 por ciento frente al peso y que el año anterior lo hizo en 20 por ciento.

Seguramente más de una empresa ya trasladó o bien trasladará en el muy, muy corto plazo el incremento de los combustibles al precio final de sus insumos. Ante este escenario la estimación del mercado –incluida la del Banco de México- apunta hacia una inflación de  4 por ciento este año. Hay quienes consideran hasta 5 por ciento. Ya veremos.

Hace unos días conversé con Marco Oviedo, economista en jefe para Barclays México, me comentó que quizá el próximo año la inflación regrese al 3 por ciento que vimos en 2016. Esto a pesar del incremento de los combustibles y otros productos de la canasta básica. ¿Será?

Sólo el tiempo, el comportamiento del dólar y los combustibles le darán o no la razón al economista de Barclays, quien hasta ahora ha sido muy acertado en sus pronósticos. Su estimado de regresar a una inflación de 3 por ciento parece complicado. Tan solo durante la semana que terminamos dos empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores anunciaron que tras el alza de los combustibles aplicaron el mismo efecto sobre el precio de sus productos. Una es Maseca y la otra Kimberly Clark, esta última orientada al mercado del cuidado personal, en la categoría del segmento tissue que incluye papel higiénico y servilletas.

Así como Maseca es relevante en el mercado considerando la demanda de sus productos de harina; Kimberly Clark es el rey de la categoría tissue y no es para menos si tomamos en cuenta que en los últimos 12 años el consumo de papel higiénico y servilletas viene en ascenso por el crecimiento poblacional. En este lapso la producción de papel aumentó 1.7 por ciento. La empresa que dirige Pablo González Guajardo apostó bien por este segmento hoy tiene en sus manos el 65 por ciento del mercado.

A juzgar por los números la demanda de tortillas y papel higiénico suman un volumen considerable será porque ambos son productos que forman parte de la vida cotidiana de los mexicanos. Si a la lista de alza de precios agregamos las tarifas eléctricas, ¿será que la inflación regrese a 3 por ciento el próximo año? Ni qué decir del consumo de luz, la usamos todo el día.

La explicación de Marco es que el aumento de 20 por ciento en los combustibles la tendremos una vez en el año. No será una constante.

@mayrafinanzas

¿Trump determinará el precio de la gasolina en México?

Analistas del mercado financiero y cambiario estiman que en el transcurso del primer trim

estre del año el tipo de cambio al mayoreo (interbancario) alcanzará los 23 pesos por unidad. Para el tipo de cambio al menudeo (ventanilla) proyectan 24 pesos por dólar.

Desde hace dos años hemos observado altos picos de volatilidad y escuchado que el dólar tocó máximos históricos frente a nuestra moneda tal como ocurrió la semana pasada cuando al menudeo la divisa estadunidense se cotizó en 22 pesos.

Sin volvernos expertos en mercado cambiario los consumidores mexicanos de gasolina tendremos una razón más para estar pendientes de la cotización diaria del peso, ¿por qué?

Usted recordara que el 21 de diciembre la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a cargo de Guillermo García Alcocer publicó los siete componentes que determinarán el precio final por cada litro de gasolina. Éstos son el petróleo, los costos de refinación, transporte y almacenamiento, el margen comercial, los impuestos y el tipo de cambio.

En el mercado de los combustibles el tipo de cambio adquiere una doble importancia, además de ser un componente en la estructura del precio, la gasolina que compramos del exterior para atender el total de la demanda la pagamos en dólares.

De este modo si el tipo de cambio se encarece la consecuencia inmediata será gasolina más cara en el país. Este efecto lo resentiremos en todo su esplendor a partir de 2018 cuando la liberalización del precio de este energético llegue a su totalidad; mientras tanto durante este año la liberalización del precio se llevará a cabo de manera gradual y por regiones. Para ser precisos en cinco etapas.

¿A qué se refiere el gobierno cuando dice que la liberalización del precio será gradual y por regiones? Le explico: la primera etapa se aplicó en Baja California y Sonora en estas entidades el precio fluctúa según la oferta y la demanda en el resto de los estados tenemos un precio máximo promedio avalado por las autoridades involucradas en la revisión de tarifas. De acuerdo con el calendario siguen los demás estados del norte, los del centro, occidente y para el último trimestre del año la Península de Yucatán.

En el momento que la liberalización esté vigente -al mismo tiempo- en las 32 entidades federativas existe la posibilidad de observar variedad de precios de una esquina a otra y de una gasolinera a otra dentro de un mismo perímetro. Algo parecido a como ocurre entre un Walmart, un Chedraui o Soriana.

Regresando a la influencia de Donald Trump sobre el precio de la gasolina, las decisiones que tome o deje de tomar a partir del 20 de enero cuando asuma la presidencia de Estados Unidos impactarán inmediatamente al mercado cambiario. Cualquier palabra del magnate moverá a los mercados máxime su intensión de renegociar el Tratado de Libre Comercio con México durante los siguientes 18 meses.

La renegociación comercial trae consigo incertidumbre entre los inversionistas de capitales y de cartera. Esta incertidumbre se traduce en volatilidad y nerviosismo en el mercado cambiario mismo que encarece al dólar y deprecia al peso.

Y sí, ahora resulta que de manera voluntariamente involuntaria Trump será determinante en el precio de la gasolina.

T: @mayrafinanzas

 

 

Televisa y el estancamiento de creatividad en la TV (I)

Las notas respecto a las medidas adoptadas por Televisa para revertir sus dificultades comerciales y de contenidos dan pauta para analizar la coyuntura   que atraviesa la industria de la televisión en México tras la incursión en el mercado de nuevas plataformas digitales. La empresa de Emilio Azcárraga optó por incorporar a su nómina a youtubers. La televisora confía en que estos talentos reviertan la crisis de contenidos y desde luego comercial.

El tema de esta colaboración ameritó mi conversación con especialistas en Marketing 2.0, comunicación estratégica y conocedores de la industria de telecomunicaciones.

Una estrategia de la televisora es llevar las historias virales en redes sociales a la pantalla chica. Al comentar este punto con María Mercedes Baltazar, especialista en comunicación estratégica y digital para la firma Meraki me comentó que es un intento fallido porque la empresa pretende adaptar nuevos formatos a viejos formatos. Es decir, no se puede esperar éxito de una historia como la de Lady Coralina, viralizada en Twitter, y después adaptada al formato de la Rosa de Guadalupe.    

Para Jorge Bravo, especialista del sector de las Telecomunicaciones en Media Telecom este intento evidencia tres cosas: una es el reconocimiento de que lo digital es cada vez más importante y llamativo para los jóvenes, dos la carencia de innovación de contenidos adecuados para cada plataforma de difusión, y tres el desconocimiento de las audiencias “no puedes creer que el éxito de las redes sociales o el internet será el mismo en televisión”.

A esta apreciación tanto de María Mercedes Baltazar y Jorge Bravo se sumó la de Antonio Salgado Leiner, profesor de posgrado en el Tecnológico de Monterrey, “llevar los contenidos de redes a la televisión es una mala traducción, la equivalencia no es la misma. Por lo tanto, la respuesta no es la misma”. 

¿Y por qué una historia exitosa en redes sociales no puede tener el mismo efecto en la televisión? Nicola Origgi, consultor de Marketing 2.0 y profesor de posgrado en el Tecnológico de Monterrey me comentó que esta estrategia de Televisa “se llama un mal entendimiento del ecosistema digital. La clave de lo digital es la interacción, ¿cómo van a lograrlo con un medio pasivo como la TV?”

Después de que Televisa anunció la contratación de youtubers, bloggers e influencers con millones de seguidores y likes en sus páginas escuché a más de un colega tener la intención de iniciar un blog para hablar sobre algún tema, el que fuera para después figurar en la nómina de Emilio Azcárraga. Sin embargo, la dinámica no es así de simple, se trata de conocer cada vez mejor la necesidad y características de las audiencias, de entender el mercado. Por lo menos a esa conclusión llegué tras mi conversación con los especialistas.

“La clave será ligar a los medios en una sola experiencia para el cliente, tratando de que los medios coexistan desde la óptica de la experiencia”, esto significa hacer una producción para cada plataforma, me explicó Nicola.

Este comentario adquirió más sentido cuando escuché a María Mercedes “el perfil de las nuevas audiencias no es el mismo al de hace años. Hoy los niños pequeños ven en Youtube cómo armar juguetes, en el futuro estas generaciones consumirán televisión de una manera diferente”. En suma, serán consumidores más exigentes y para entenderlos, a ellos y al mercado las empresas del ramo deben invertir en investigación.

En mi siguiente colaboración tocaré la importancia de invertir en centros de investigación para conocer a las audiencias -segmentos de mercado- ya que es a partir de esta información que las televisoras podrán hacer un traje a la medida. Para empezar, debemos abandonar el término de televisión abierta y de paga. Hoy las empresas enfrentan el desafío de “generar contenidos audiovisuales” que incluyan todas las plataformas.

@mayrafinanzas

Onexpo estima un alza de 15% en precio de la gasolina

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) a la cual están afiliados algunos empresarios gasolineros de todo el país estima un alza de 15 por ciento en el precio de la gasolina para 2017. De ser así, el litro de combustible tipo Premium costará 17.03 pesos y el de Magna 16.07 pesos.

Los empresarios del ramo a través de la Onexpo emitieron su posicionamiento respecto a la opinión emitida por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) el 8 de diciembre sobre las condiciones de mercado que determinarán el precio final de la gasolina. A partir del 1 de enero de 2017 inicia la liberalización del precio del combustible.

En opinión de la Cofece la disponibilidad de infraestructura y combustible es un factor importante en la fijación del precio para el consumidor final.  Es sobre este punto que este miércoles los empresarios del ramo ponen especial énfasis. La Onexpo expresó su preocupación por la deficiente infraestructura en este mercado. Poniendo en perspectiva el posicionamiento de los gasolineros se debe tomar en cuenta que la infraestructura existente es propiedad de Pemex por lo tanto es a empresa productiva del Estado quien determina el costo por el uso de sus poliductos, terminales de almacenamiento y reparto además de sus camiones.

“Nosotros hemos hecho público en diferentes foros la falta de infraestructura ya que es uno de los problemas más importantes que el país debe superar. Es por ello que, en un esquema de mercado abierto, como el que se tendrá a partir de 2017, los precios finales de las gasolinas y el diésel deberán necesariamente reflejar los costos reales de distribución para abastecer el combustible en cada estación de servicio”.

“La falta de infraestructura de transporte y almacenamiento encarece la logística y establece presiones al precio”, advirtieron al público los empresarios.

Es en esta dinámica de apertura de mercado que la Onexpo pide a Petróleos Mexicanos, como la empresa dominante en cuanto a infraestructura se refiere, “remover obstáculos que limiten la competencia y libre concurrencia (entrada de nuevas empresas) en todas las actividades de la cadena de valor de estos mercados” como son la importación, transporte, almacenamiento, comercialización, distribución y venta al público de las gasolinas y diésel.

En opinión de los empresarios conocedores de este mercado será fundamental que Pemex genere condiciones para el abasto del combustible por dos vías. Una, que incremente la capacidad operativa de sus refinerías y dos que garantice el acceso a fuentes de suministro en el extranjero vía importaciones. “Y sobre todo que anuncie lo más pronto posible la capacidad que pondrá a disposición de los particulares en cuanto al uso de la infraestructura de ductos y almacenamiento para dotar de mayor capacidad a la distribución del producto en territorio nacional”.

La Cofece comentó que la liberalización del precio a partir del siguiente año ocurriría de manera gradual y por zonas al respecto la Onexpo comentó “sabemos que este proceso podría traer consigo un diferencial de precios por zona derivado de las necesidades de cada una de ellas en cuanto a infraestructura y logística de abasto de combustibles”.

En suma, México llegará a la apertura de un mercado que implica la liberalización del pecio final con infraestructura faltante. Los empresarios seguirán operando a la sombra del otrora monopolio.

Twitter: @mayrafinanzas