Carlos Alberto Martínez -

Las negociaciones de un nuevo acuerdo con la Unión Europea (UE) son parte de los planes de expansión y diversificación de los mercados comerciales a los que México comenzó a explorar, a raíz de los sinsabores de Donald Trump.

El paternalismo impulsado por el Gobierno estadounidense e incluso el alejamiento de los acuerdos comerciales es una señal que México ha entendido y debe voltear a otras economías abiertas y con apetito de comercializar. A final de cuentas, lo que se busca es modernizar el TLC y volver a insertarse en la economía global, con más herramientas de desarrollo e impulso económico.

Con este acuerdo concretado con la Unión Europea se refuerza la red de 12 Tratados de Libre Comercio con 46 países (TLC), 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIS) con 33 países y nueve acuerdos de alcance limitado.

Las autoridades económicas del país consideran que “la estrategia de diversificación comercial lleva justamente a reducir esta dependencia de la economía de México”. El tratado con la UE es relevante en una coyuntura clave para México, que paralelamente lleva a cabo negociaciones con Estados Unidos y Canadá del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como la consolidación de su entrada a mercados asiáticos a través del TPP.

La producción de alimentos de México es otro mercado importante. Y es que con las medidas proteccionistas dentro de la región del Tratado de Libre Comercio con América Latina, las cuales Estados Unidos quiere volver a imponer, es retroceder y va a contribuir a menores flujos comerciales, afectando varios sectores económicos.

Por ello se requiere apostar a la innovación y a la diversificación. Europa es un socio que está activo en el mediano plazo y serán Argentina y Brasil posibles nuevos jugadores importantes en intercambio comercial. Se requiere generar una verdadera alianza de unidad entre los distintos sectores, diversificación de mercado y generar confianza hacia el exterior y para ello se requiere todo un nuevo modelo de economía que tiene que ver con aspectos fiscales, laborales y financieros.

Deja un comentario