Sergio Luna -
  • Persiste la debilidad de la producción industrial (PI) en diciembre. Tomando cifras desestacionalizadas, respecto a noviembre la PI mostró de nueva cuenta una reducción de 0.4%, con lo que acumula tres caídas mensuales consecutivas. A su interior, salvo la construcción que mostró un ligero repunte de 0.6% mensual, el resto de sus componentes se contrajo: minería -0.8%, electricidad gas y agua-3.8% y manufacturas -0.7%. Tomando cifras originales, la PI mostró en diciembre un retroceso significativo de -2.5% anual (por debajo de nuestro pronóstico de -1.6%), para cerrar el año con avance promedio de 0.2%.
  • Nuestra evaluación de la actividad industrial a un nivel más desagregado corrobora el mal desempeño de diciembre y más aún, la tendencia de franca desaceleración en la industria y sus subsectores.
  • Apoyados con nuestro Indicador de Evaluación del Desempeño Productivo (IEP), estimamos que se profundizó la desaceleración de la actividad industrial en su conjunto, que pasó a de etapa de estancamiento o caída moderada (naranja) en el bimestre octubre-noviembre, a una etapa recesiva (rojo) en diciembre.
  • Hacia adelante, posiblemente seguiremos viendo debilidad productiva en los primeros meses del año, principalmente en los sectores ligados a la demanda interna y en la minería, con un desempeño mejor en las industrias exportadoras y en la construcción.

Deja un comentario