Fernando Guerrero Blanco -

 

En enero de este año, el Gobierno Federal publicó un decreto por medio del cual determinó otorgar estímulos fiscales para la repatriación de capitales a nuestro país. El estímulo consiste en el pago de una tasa de impuesto del 8% sobre los recursos repatriados, lo cual es considerablemente más bajo comparado con la tasa normal que podría llegar a ser hasta del 35 por ciento. El programa que inicialmente concluía en julio pasado, ha sido ampliado hasta el próximo 19 de octubre.

Al plantear la posibilidad de repatriar recursos, una de las principales inquietudes es la lista de opciones de inversión que se tiene en México y si es posible mantener exposición internacional en una cuenta de inversión en el país.

Hasta hace algunos años, cuando un inversionista buscaba exposición en instrumentos financieros internacionales, invariablemente debía acudir a alguna institución fuera del país. Era relativamente complicado invertir en el extranjero desde México. Actual y afortunadamente tener una inversión en dólares u otra divisa, resulta tan sencillo como abrir una cuenta bancaria. Una Casa de Bolsa es el intermediario ideal para hacerlo.

Los instrumentos de inversión, para mantener exposición internacional, están divididos principalmente en dos grupos: Renta Variable y Renta Fija. En cualquier caso, para garantizar la tasa del 8%, la inversión debe ser a través de fondos de inversión mexicanos o títulos emitidos por personas morales nacionales. La decisión de cómo hacerlo deberá estar en función de los objetivos de cada inversionista, aunque la recomendación siempre será diversificar la inversión, es decir, tener una parte del portafolio en cada mercado. Ejemplos de estos dos grupos son los siguientes:

  • La opción más conservadora, manteniendo los recursos con exposición a monedas extranjeras, será invertir en un fondo de inversión que en su interior tenga títulos gubernamentales de Estados Unidos, Treasuries, que mientras menor sea el plazo de los instrumentos, generará menos volatilidad. De esta manera, el resultado de la inversión podrá ser el comportamiento del tipo de cambio más la tasa que paguen los títulos del gobierno estadounidense.
  • En contraste, la opción más volátil podría ser invertir en un fondo de inversión que tenga exposición a Renta Variable, es decir, a acciones de empresas, que podrían ubicarse en países emergentes. En este ejemplo el rendimiento estaría en función, tanto de la moneda en la que se esté invirtiendo, como por el desempeño de las empresas en las que

se ubiquen los recursos. Esta alternativa puede generar una gran volatilidad pero también puede estar acompañada de un alto rendimiento.

Si bien estos son solo 2 ejemplos, ubicados en ambos extremos, también existen opciones de renta fija que tienen una alta volatilidad y un rendimiento esperado alto, así como opciones de renta variable que buscan minimizar la volatilidad invirtiendo en empresas sólidas y con poco movimiento.

Un elemento a considerar al momento de invertir recursos a través del programa de repatriación, es que el monto repatriado debe permanecer invertido por lo menos dos años en los instrumentos que indica el programa, por lo que el plazo permite diversificar un porcentaje de los recursos en instrumentos que generen altos rendimientos a pesar de que impliquen volatilidad.

El tiempo será el aliado ideal para dejar madurar la inversión, y es que lo más importante es generar una tasa de retorno que sea superior a la inflación. Esta es la diferencia más grande entre ahorrar e invertir. Para que una inversión sea considerada como tal, debe generar un rendimiento por arriba de inflación.

El programa de repatriación resulta de gran atractivo para regresar recursos que seguramente fueron destinados al extranjero hace algunos años, por las limitantes que se tenían en el país al momento de decidir tener una inversión con exposición al extranjero. Actualmente esas limitantes y barreras se han eliminado y las opciones de inversión son amplias para mantener el dinero internacionalizado desde una Casa de Bolsa mexicana.

Finalmente, vale la pena recordar los tres puntos clave para que toda inversión alcance el éxito:

  1. Una asesoría profesional y de calidad.
  2. Elegir una institución con una trayectoria y experiencia sólida y un abanico amplio de opciones de inversión.
  3. Diversificación.

¿Y a usted, le conviene repatriar su dinero?

Por: Fernando Guerrero, Marketing Senior Content Manager

@FinamexCB #SoyInversionista

Deja un comentario