Alfredo Huerta -

A pesar de que la economía de Estados Unidos está a “tambor batiente” en los últimos tres trimestres de 2017 y en lo que va del año, los riesgos de un “sobrecalentamiento”, “una mayor inflación”, “incremento en el déficit fiscal” y una “mayor deuda” están generando incertidumbre en los inversionistas.

La Fed ha sido clara en su anuncio de seguir incrementando la tasa de interés, a pesar de los movimientos volátiles que desde el inicio de febrero han mostrado los mercados y que esta semana recién terminada llevó a las bolsas americanas a perder entre 1% y 3%.

Ahora le sumamos los riesgos de un “proteccionismo comercial” anunciado ya por Trump con la intención de incrementar aranceles al acero y al aluminio, podría ser el detonador de un posible reajuste en el comercio internacional en el mediano plazo.

Hemos visto de inmediato respuestas “fuertes” de Europa, una manifestación de riesgo hacia el crecimiento mundial por China, mientras que en nuestro caso la noticia se da en medio de la negociación del TLCAN afectando los ánimos de Canadá y México.

Al revisar cómo está el mercado de importación del aluminio por Estados Unidos, nos encontramos que la UE es el principal importador con una participación de 21.4%, luego Canadá con 17.6%, Corea del Sur con 9.6%, Brasil y México con 8.6 y 8.4%, respectivamente, entre los principales.

En cuanto al acero, destaca Canadá con 16%; Brasil, con 13%; Corea del Sur, con 10%; México y Rusia, con 9.0%, cada uno, entre los principales.

Sin duda, una “cubetada” de agua fría para México y Canadá, aunque no han definido si los socios comerciales del TLCAN serán incluidos.

Esta semana se conocerán datos de empleo en Estados Unidos. Se espera que en febrero se hayan creado otros 200 mil nuevos trabajos, una tasa de desempleo que rondaría entre 4.1 y 4.0%, así como un ingreso por hora entre 0.2 y 0.3% que podría mantener la presión al alza en salarios a tasas anuales de 2.8 ó 2.9% como la actual.

Analizando a las bolsas americanas, el Dow Jones y el S&P han registrado una señal de “revertimiento semanal”, es decir, una señal de “debilidad” que podría mantener presionando a la baja a los mercados. El Nasdaq, de tecnología se muestra un poco “más defensivo”, pero no alejado de la inercia de la parte industrial. Por eso, marzo podría ser otro mes complicado.

Nos preocupa en México la tenencia de extranjeros en mercado de deuda
Al cierre del 21 de febrero como último dato conocido, la inversión de extranjeros en mercado de dinero está registrando una caída de 1.72% en lo que va del año.

Nos preocupa mucho especialmente la salida de posiciones del mercado de bonos en -0.7%, ya que representa 85% de la tenencia actual total de extranjeros. La parte de Cetes viene con una caída de 7.8% y representa 11% de la tenencia. El riesgo está hacia el tipo de cambio y debemos de seguir de cerca las acciones que podría tomar el Banxico y hacernos unas preguntas: ¿por qué están saliendo esas posiciones de México? ¿Ven algo negativo hacia nuestra economía?

Deja un comentario