Jorge Gordillo Arias -

Las esperanzas de un acuerdo comercial entre las dos mayores potencias del mundo han sido un factor importante para la fuerte recuperación de los mercados durante 2019, pero este optimismo se borró en parte primero con la amenaza arancelaria de Trump y después con el cumplimiento de la misma, a las importaciones provenientes de China. El gigante asiático ha respondido que prepara su respuesta (probablemente represalias en el mismo sentido de mayores aranceles).

*El anuncio de Trump supuso un giro en las negociaciones entre ambas Partes, que parecían bien encaminadas, lo que el mercado había empezado a descontar como una cercana solución al conflicto comercial. La justificación de esta decisión es que Trump considera que China ha roto el principio de acuerdo que estaban alcanzando en las negociaciones. La mayor preocupación es que esto podría acabar por afectar a la economía mundial, que puede encontrarse con otro bache justo cuando empezaba a dar leves signos de estabilización.

*Trump nos tiene acostumbrado a esta forma de negociar, amenazando con romper lo ya acordado, con la intención de no perder la ventaja en la negociación. Sin embargo, en sentido estricto la mayoría de las veces, Trump negocia y actúa de esta forma, no es la primera vez (ni será la última) de que a través de amenazas logre alcanzar acuerdos finales.

*A pesar de todo, los inversionistas confían en que ambas potencias llegarán a un acuerdo satisfactorio. Esto es, el mercado sigue siendo optimista y cree que, al final, las dos economías más grandes del mundo evitarán una guerra comercial, aferrándose a la esperanza de que los responsables políticos de ambos países optarán por reducir la tensión. En este sentido, al final de la ronda de negociaciones celebrada en Washington (viernes pasado), los funcionarios estadounidenses declararon que las pláticas con sus homólogos chinos fueron constructivas, lo que alimentó el optimismo de los mercados. Con ello, se evita un rompimiento de los trabajos bilaterales y estos continuarán en los próximos días. Sin embargo, los ataques de Trump en contra de China han continuado, lo que dificulta la negociación.

*El tema de la guerra comercial se une a otros asuntos de preocupación geopolítica como el aumento en las tensiones entre EUA e Irán (por el acuerdo nuclear), las nuevas pruebas de misiles en Corea del Norte y el tema político en Turquía.

*Por otro lado, en abril, la cifra de inflación al consumidor estadounidense estuvo por debajo de lo esperado, lo que dificulta respaldar la afirmación del presidente de la FED (Jerome Powell) de que el crecimiento de precios demasiado bajo será transitorio.

*En Reino Unido, el gobierno conservador de la primera ministro Theresa May y el opositor Partido Laborista reanudaron las conversaciones para tratar de romper el estancamiento en el Parlamento, que ha impedido la salida del país de la Unión Europea. Algunos legisladores han declarado que las elecciones locales de la semana pasada mostraron que la tendencia estaba cambiando respecto del Brexit, luego de que los liberales demócratas, que apoyan un segundo referéndum, consiguieron más escaños en los concejos locales.

*En México, como ya se había anticipado durante la primera quincena de abril, la variación en los precios a tasa anual alcanzó su nivel más alto en cuatro meses. Generalmente en abril y mayo se registran tasas negativas de inflación por la entrada en vigor del programa de subsidios por la temporada de calor en cerca de 20 ciudades de la República. Sin embargo, con el cambio de los ponderadores en la medición del índice nacional de precios al consumidor aplicado a partir de agosto de 2018, ahora el peso de la electricidad es más bajo, por lo que la implementación del subsidio tuvo un impacto menor (hacia abajo) en el índice total. Adicionalmente, contribuyó a esta inflación el mayor incremento en el rubro de paquetes turísticos y servicios aéreos para un período de Semana Santa en los últimos 10 años.

*Adicionalmente, el gobierno del presidente López Obrador decidió encomendar a la petrolera estatal Pemex la construcción de una nueva refinería en el país (Dos Bocas), tras declarar desierta la licitación del proyecto. Además de las dudas que la propia construcción de la refinería generaba (la refinación de crudo es la etapa menos rentable en la cadena de valor; los costos de inversión y tiempos de construcción son muy altos y volátiles y; con las refinerías actuales se puede aumentar la producción de combustibles) esta decisión podría implicar un riesgo para las finanzas públicas del país y podría volver todavía más endeble a Pemex.

*Todavía hay tiempo para evaluar el proyecto de la refinería y muy probablemente el gobierno federal tendrá que ajustarlo a uno de menor tamaño para poder cumplir con sus propios plazos de tiempo y de recursos financieros.

*El peso mexicano estuvo la mayor parte de la semana presionado, por momentos ubicándose alrededor de $19.30, en medio de las crecientes dudas sobre la guerra comercial y la incertidumbre que genera la decisión del gobierno mexicano de que sea Pemex quien construya la nueva refinería. Al final, una cifra de inflación en EUA menor a lo pronosticado, le ayudó a recortar parte de las pérdidas.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

*Esta semana, los mercados financieros globales seguirán atentos a las noticias sobre la negociación en materia comercial entre EUA y China.

*Adicionalmente, en EUA se espera la publicación de datos de abril de: ventas al menudeo, producción industrial, inicios de construcción de casas, permisos de construcción y el indicador adelantado; de mayo: índice manufacturero de Nueva York (Empire) y sentimiento del consumidor medido por la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo.

*En Europa, se conocerá el PIB correspondiente al primer trimestre del año, la producción industrial de marzo y la inflación de abril; de Alemania, la confianza del inversionista medida por el grupo ZEW (situación actual y percepción económica) de mayo. En Asia, de China la producción industrial de abril.

*En México, habrá reunión de política monetaria por parte de Banxico.

Expectativa para el Tipo de cambio

*La moneda mexicana seguirá muy dependiente de la expectativa del inversionista sobre si China y EUA están cada vez más cerca/lejos de alcanzar un acuerdo comercial que permita poner fin al conflicto bilateral.  Aunque la negociación se complicó por la aplicación de mayores aranceles por parte de la Administración del presidente Trump, estas no se han roto y continúan en buenos términos, lo que mantiene cierto optimismo. Adicionalmente, las cifras económicas en el mundo,  seguirán siendo utilizadas para evaluar la salud de la economía global. A nivel local, lo más relevante será la decisión de política monetaria de Banxico. La expectativa es que deje sin cambios la tasa de interés de fondeo y dados los recientes acontecimientos (rebote en la tasa anual de inflación de México y FED descartando por el momento recortes de tasas) el mensaje de la autoridad podría ser menos dovish que la reunión anterior. Con ello, durante la semana el peso mexicano podría fluctuar entre los $18.90 y $19.35 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

*En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 8.02% – 8.18%.

Deja un comentario