Alfredo Huerta -

China mencionó que las conversaciones comerciales con Estados Unidos NO pueden continuar, a menos que Estados Unidos considere sus acciones equivocadas sobre el aumento en los aranceles y el veto a empresas chinas. Significa un aumento claro en la “tensión comercial”, y habrá que esperar la respuesta de la Unión Americana, si decide incrementar los aranceles de los 325 mil millones de dólares en las próximas semanas.

También el riesgo de la dimisión de Theresa May va en aumento ante una total incertidumbre sobre el final del Brexit y sus consecuencias. Los conservadores no quieren un segundo referéndum, y Boris Johnson lidera las encuestas para encabezar el Gobierno.

Así, la economía mundial se mantiene en clara desaceleración con efecto de riesgo en los mercados globales. Vemos condiciones de baja en Bolsas, alza en el índice dólar y demanda de bonos del Tesoro, especialmente a 10 años, que pudiera acelerar el “aplanamiento de la curva”, y con ello generar una reflexión más exhausta sobre la política monetaria futura.

Nuestros mercados podrían presionarse también, y a pesar de ese alto “spread” entre las tasas de interés de Estados Unidos y México de 575 puntos base, hemos visto presiones al alza contra el peso mexicano como lo hizo en abril y octubre de 2018, aunque la política monetaria de la Fed aún era de normalización en esos momentos.

DESEMPEÑO DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

Juan Ángel Espinosa

PetStar, sin huella

En evento simbólico de la Bolsa Mexicana de Valores, que dirige José Oriol Bosch, la firma mexicana PetStar, que dirige Jaime Cámara, considerada la planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo, ratificó esta semana (jueves 23 de mayo) su compromiso de neutralizar su huella de carbono en casi el 100%.

Desde 2014, la BMV, en conjunto con la Plataforma Mexicana de Carbono (MÉXICO2), incentiva a las empresas para que, además de concentrar esfuerzos por su crecimiento económico, no dejen de largo los retos ambientales que requiere el planeta.

En este caso, PetStar, la cual forma parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola, gracias al uso de energías renovables que utiliza en el proceso de reciclar hasta 65 mil toneladas de PET al año, ha logrado mitigar considerablemente su huella, razón por la cual fue acreedor a dicho reconocimiento.

PetStar es un proyecto de 100 millones de dólares ubicado en Toluca, Estado de México; sin duda, un ejemplo a nivel mundial de Economía Circular al reciclar hasta 70% de los envases utilizados en su propio mercado en México, además de que recientemente recibió la certificación “Cradle to cradle”, al tener la resina reciclada con los más altos estándares globales que la hacen saludable y sin riesgos para el ser humano.

Cortesía de 24 HORAS

Deja un comentario