Archivo de la categoría: Analistas

El peso cerró la sesión con pocos cambios, mostrando una depreciación moderada de 0.09% o 2.1 centavos, cotizando alrededor de 24.26 pesos por dólar.

El peso cerró la sesión con pocos cambios, mostrando una depreciación moderada de 0.09% o 2.1 centavos, cotizando alrededor de 24.26 pesos por dólar. Durante la mañana, el tipo de cambio bajó a un mínimo de 23.7819 pesos por dólar, luego de que Donald Trump mencionó en un tuit que, tras hablar con los líderes de Arabia Saudita y Rusia, ambos países acordaron recortar su producción entre 10 y 15 millones de barriles, sin especificar si serán barriles por día o un recorte único. Lo anterior permitió que el precio del WTI alcanzara un máximo de 27.39 dólares por barril, es decir un avance en su mejor nivel de 34.8% en con respecto al cierre de ayer.

Seguir leyendo El peso cerró la sesión con pocos cambios, mostrando una depreciación moderada de 0.09% o 2.1 centavos, cotizando alrededor de 24.26 pesos por dólar.

Análisis Jorge Gordillo- Reporte Apertura de Mercados

El arranque de abril mantiene el estado de nervios en los mercados. La pandemia de coronavirus sigue su expansión y la poca visibilidad sobre los efectos económicos de las medidas de confinamiento es la principal preocupación entre los inversionistas.

Después de las caídas de ayer, las principales bolsas en el mundo operan sin tendencia clara, en terreno mixto, presionadas por la creciente cifra de muertos provocados por el nuevo coronavirus y el frenazo económico que ha llevado a una nueva cifra récord de solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos.

El sentimiento del mercado sigue siendo “tenso”. Los inversores continúan muy intranquilos mientras parece que no se ven señales del fin de la pandemia en muchos países. Siguen operando bajo la premisa de que cuanto más se extienda en el tiempo esta crisis, más profunda será la recesión económica.

La Organización Mundial de la Salud declaró que los casos de coronavirus ya alcanzaron 1 millón a nivel global y que la cifra de muertes llegaría a 50,000 en los próximos días.

En materia económica, las solicitudes iniciales de desempleo estadounidense se duplicaron en una semana y ascendieron a 6.65 millones de solicitudes (3.76 millones esperadas), un nuevo máximo histórico. Este indicador da muestra de que el impacto económico del coronavirus en el mercado laboral de EUA puede ser mayor de lo que se esperaba inicialmente.

Por su parte, el barril de petróleo WTI sube cerca de 10%, por arriba de 22 dólares, después de que el presidente de EUA declarara haber estado en  contacto con Arabia Saudita y Rusia y espera que en los próximos días firmen un nuevo acuerdo de producción para poner fin a la guerra de precios que dura ya cuatro semanas. Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha instado a encauzar las negociaciones para hacer frente a los retos del entorno actual, en plena crisis de demanda por el coronavirus. También ayuda al avance del precio del crudo la noticia de que China inició una compra masiva de petróleo para incrementar reservas estatales aprovechando los bajos precios.

En México, anoche la SHCP envió al Congreso los Precriterios Generales de Política Económica para el 2021. Este documento establece las bases para la discusión de las perspectivas económicas y las finanzas públicas para el 2021, para lograrlo presenta un recuento de la evolución de la economía mundial y nacional y una actualización del escenario macroeconómico y de finanzas públicas para el 2020 y nuevos estimados para el 2021.

Debido al boquete que se abrirá en términos de ingresos presupuestales (caída alrededor de 570 mil millones de pesos) Hacienda abandonará en 2020 su meta de superávit primario y pasará a un balance deficitario con un aumento de la deuda, debido al impacto económico en México y en el mundo por el coronavirus. De acuerdo con los Precriterios, la meta de superávit primario de 0.7 por ciento no se logrará, por el contrario, se espera que el balance primario de las finanzas públicas se ubique en -0.4% del PIB. Asimismo, se prevé que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda, suba a 52.1% del PIB desde un nivel original 45.6% del PIB, y el balance público registrará un déficit de 3.3% del PIB.

Hacienda ajustó también su estimado de crecimiento del PIB para 2020 a un rango de -3.9 y 0.1 por ciento desde uno de 1.5 y 2.5 por ciento. Esto implica una expectativa promedio de contracción de -1.9%. La autoridad mexicana proyecta un precio de la mezcla mexicana de petróleo en 24 dólares por barril, en lugar de los 49 aprobados en el PEF 2020.

Era de esperarse que por ahora, Hacienda dejara a un lado su intención de no aumentar la deuda como porcentaje del PIB. Ante la eventualidad de la pandemia, es necesaria una política fiscal contra cíclica que contribuya a reducir los impactos negativos en la economía. En este sentido, había cierto margen para aumentar la deuda a niveles cercanos a la Administración Pública de Enrique Peña Nieto.

Lo difícil será en el mediano plazo, en un escenario económico menos complicado, volver a un proceso de consolidación fiscal y evitar que se deterioren los indicadores de finanzas públicas. Entrar en un espiral de constantes aumentos de los requerimientos financieros puede convertirse en un lastre para la economía nacional.

Por otro lado, de acuerdo al INEGI, durante marzo se vendieron en México 87 mil 517 automóviles nuevos, 25.5 por ciento menor que lo registrado en igual mes del año pasado. Esta es la mayor caída que reporta el sector para un tercer mes del año desde 1995, además de ser el volumen más bajo de los últimos seis años.

El peso mexicano vuelve a presionarse hacia $24.40 spot, en medio de un alza generalizada del dólar frente a la mayoría de las monedas en el mundo, que sigue operando como activo refugio.

Por el resto del día, el tipo de cambio podría fluctuar entre los $23.80 – $24.65 (el euro entre $1.084 y $1.095).

Jae Park y Michael Giles hablan sobre la crisis del COVID-19, el ciclo del crédito y la inversión con convicción…

Equipo de Investigación de Loomis Sayles, filial de Natixis IM

Esta vez es realmente diferente

Jae Park:Ya se ha dicho antes, pero lo cierto es que esta crisis parece ser muy diferente a otras que hemos experimentado. No se trata de una burbuja de activos asociada a la exuberancia, avaricia, impagos, fraude o malos manejos de un país, divisas o nada creado por la mano del hombre en nuestro sistema económico. Esta crisis tiene potencial para un impacto mucho más severo porque toda la actividad económica no esencial se ha suspendido abruptamente. La duda es, ¿cuándo tocará fondo? La respuesta depende de las políticas y acciones y la forma en que colectivamente abordaremos la crisis.

Consideraciones Macroeconómicas

Jae Park:Hemos entrado en una desaceleración y el ciclo del crédito se está reiniciando. Cada día que no se suspenden actividades en toda la nación por decreto en EEUU, aumenta la posibilidad de una recesión severa. Existe un efecto multiplicador de la extensión y severidad de la desaceleración a medida que el virus se propaga exponencialmente. La fecha de inicio de un paro efectivo y amplio en todo EEUU es el factor crucial.

Nuestro equipo de Estrategias Macro propone el siguiente escenario principal. Si EEUU suspende toda actividad a principios de abril, la economía de EEUU se recuperaría en el 3er trimestre. El virus llegaría a su punto más alto en torno al 20 de abril, y la aparición de nuevos casos empezaría a aminorar en dicho punto, con el fin de la cuarentena a principios de mayo. La economía empezaría a repuntar en junio. Sin embargo, es necesario evitar la saturación del sistema sanitario, y prevenir el riesgo de más muertes y nula recuperación económica hasta el 4º trimestre.

Postura Defensiva

Michael Giles: Con el avance de la crisis, nuestro equipo asumió posturas muy defensivas. Tenían reservas bastante liquidas disponibles porque ya habían anticipado el final del ciclo y la eventual desaceleración por un tiempo. Las reservas fueron útiles para oportunamente apuntalar posiciones de riesgo cuando apareciera el potencial de valoraciones atractivas. Loomis Sayles tiende a brindar liquidez cuando hay ventas de pánico en los mercados. Nuestros inversionistas asumen posiciones en valores que creen se revertirán hacia valoraciones normales en el largo plazo. Este es el tipo de entorno del que dependemos para la investigación de fundamentales con el fin de construir valor a largo plazo para el portafolio de nuestros clientes.

Nuestras estrategias de inversión cuentan con objetivos de riesgo y retorno claramente definidos y los medios para buscar alfa constante con el tiempo y en cada entorno de mercado. Tenemos una amplia gama de productos en renta fija y variable del riesgo más bajo a productos agresivos y oportunos y nuestro papel, como directores de inversión es monitorear las oportunidades que emergen durante este periodo de volatilidad y asegurar que nuestros equipos pueden ejecutarlas efectivamente.

El papel del Equipo de Inversión de Riesgo

Michael Giles:Nuestra responsabilidad principal es brindar una visión de todas nuestras estrategias de inversión y garantizar que no habrá imprevistos a pesar del entorno del mercado. Cada producto de Loomis Sayles cumple con los siguientes estándares o pilares clave:

·     Filosofía robusta

·     Proceso riguroso, repetitivo

·     Investigación propia

·     Construcción de portafolio con disciplina

·     Gestión de riesgo Integrada

Estos pilares, que revisamos constantemente como parte de nuestro proceso, nos ayudan a fijar expectativas riesgo/retorno y de desempeño en varios ciclos del mercado. En entornos como el actual, nos ayudan a monitorear portafolios, garantizando que todas las estrategias se adhieren a sus procesos y añadiendo riesgos cuando se les compensa adecuadamente.

¿Están los equipos de Loomis Sayles preparaos?

Jae Park: Hemos invertido significativamente en toda la organización para prepararnos para eventos como éste. La infraestructura que hemos implementado se diseñó para navegar por las tormentas más severas. Nuestro papel en la gestión senior es colaborar con todos nuestros equipos de inversión para asegurar que puedan captar las oportunidades y gestionar riesgos.

Debido a que no adoptamos un solo enfoque de inversión, las proyecciones y oportunidades van a variar en todos los equipos. Cada equipo y producto de Loomis Sayles, desde la renta fija de riesgo más bajo a alto rendimiento global y multi-sector, hasta nuestras estrategias de renta variable global y de EEUU, sigue una filosofía diferenciada y enfoque de inversión.

En periodos como este, nuestros equipos de renta variable dependen se sus procesos y fundamentos disciplinados. Esto significa que no les interesa medir los tiempos de beta en los mercados, sino usar periodos de volatilidad para reforzar posiciones de alta convicción.

Nuestros equipos de renta fija usan dislocaciones para comprar o añadir nombres de alta convicción que cotizan a descuentos. Cada equipo tiene un conjunto diferente de oportunidades, que refleja su enfoque único de inversión. Estos conjuntos de oportunidades son establecidos y monitoreados continuamente. Una de las formas en que hacen esto es mediante nuestro proceso de equipos sectoriales. Estos son liderados por un conjunto de analistas, incluyendo miembros de nuestro grupo de investigación crediticia, corredores y gestores de portafolio responsables de identificar valor dentro de sectores e industrias específicos. Los equipos de inversión se apoyan en este resultado para acumular convicción en sus operaciones y posiciones. Las posibles oportunidades en el amplio sector se evalúan mediante rigurosos marcos de referencia de valoraciones desarrollados por nuestros equipos de Estrategias e Investigación Cuantitativa. Contamos con equipos estratégicos como el Comité de la Curva de Rendimiento y equipo de Asignación Global de Activos, que brindan apoyo adicional a los equipos sectoriales y de productos.

¿Es momento para comprar?

Jae Park:Las valoraciones actuales en muchos sectores indican que podríamos ver un valor atractivo ahora mismo. Queremos asegurar que aprovechamos esto antes de que sea muy tarde. Nuestros equipos se enfocan en oportunidades en bonos y acciones de valores específicos.

Michael Giles:Por ahora notamos cierta estabilización en los mercados. En las últimas semanas, es justo decir que ciertos mercados parecen fracturados, incluyendo segmentos como bonos municipales y del Tesoro, que experimentaron una volatilidad sin precedentes. El claro compromiso de la Fed de hacer todo lo necesario para mantener la operación de los mercados y la legislación federal para apoyos parecen haber tenido un efecto calmante.

Para servir a nuestros clientes

Jae Park:Cada inversión que realizamos en Loomis Sayles se ha dedicado a mejorar las capacidades de inversión a disposición de nuestros clientes. Me han dicho que no pienso como un típico director de inversiones —yo atribuyo esto a mis días como cliente de Loomis Sayles cuando trabajé en IBM como director de inversiones en renta fija. Estoy convencido de que tener antecedentes y continuar pensando como cliente es hacer lo correcto y contribuye a nuestra continua evolución.

Estamos en un sitio excelente para apoya a nuestros clientes. Todos nuestros equipos de inversión operan con una visión a largo plazo y están preparados para aprovechar estos mercados volátiles que nos llevarán a lograr el valor a largo plazo y rendimiento que nuestros clientes esperan.

El peso cerró la primera jornada de abril con una fuerte depreciación de 2.39% o 56.7 centavos


El peso cerró la primera jornada de abril con una fuerte depreciación de 2.39% o 56.7 centavos, cotizando alrededor de 24.24 pesos por dólar, como consecuencia de factores externos e internos.

En cuanto a factores externos, se destaca la publicación de algunos indicadores económicos negativos. Por un lado, se publicaron los índices PMI de manufactura, correspondientes a marzo. Se ubicaron por debajo del umbral de 50 puntos, indicando contracción en el sector, los índices de Japón, la Eurozona, Alemania, Francia, el Reino Unido, Estados Unidos y México. Por su parte, en Estados Unidos se publicó la encuesta mensual de empleo, elaborada por ADP, la cual estima que durante marzo se destruyeron 27 mil empleos. Es importante señalar que ADP cuenta con datos hasta el 12 de marzo, por lo que la encuesta no contempla la segunda mitad del mes, cuando se dio el crecimiento más fuerte en el número de infectados por coronavirus y se endurecieron las medidas de contingencia. Como referencia a esto, del 23 al 31 de marzo el número de casos en Estados Unidos pasó de 35 mil a 164 mil.

Otro factor que generó nerviosismo es que, en una rueda de prensa, Donald Trump aceptó que la pandemia de coronavirus es más grave de lo que se creía, estimando que podrían morir hasta 240 mil personas en Estados Unidos. Asimismo, descartó que se reanudarán actividades antes de la semana de Pascua, como previamente había dicho.

Lo anterior causó un regreso del nerviosismo en los mercados financieros a nivel global. En el mercado de capitales, se observaron caídas mayores a 4 puntos porcentuales en Europa y Estados Unidos, mientras que en el mercado cambiario el dólar se fortaleció frente a sus principales cruces, a excepción del yen japonés, que se considera un activo refugio y cerró con una apreciación de 0.35%.

En cuanto a factores internos que causaron incertidumbre, el Banco de México publicó su encuesta mensual a especialistas, correspondiente a marzo. Para el desempeño de la economía, la media pasó de un crecimiento de 0.9% a una contracción de 4.0% en el 2020, en comparación con la encuesta de febrero. El pronóstico más optimista pasó de un avance de 1.5% a una contracción de 1.6%, mientras que el pronóstico más pesimista pasó de un crecimiento de 0.2% a una caída de 11.25% en el 2020. El amplio rango de las expectativas pone en evidencia la alta incertidumbre sobre la duración de la pandemia de coronavirus y los efectos que tendrá. El consenso del mercado es que la economía mexicana muestre una contracción significativa este año. Asimismo, las medias de crecimiento para el 2021 y 2022 se ubican en 1.88% y 2.05%, respectivamente, indicando que los encuestados están esperando que la economía mexicana tarde más de 2 años en volver a los niveles de producción previos a la crisis actual.

Otro factor que contribuyó con la incertidumbre es que la agencia calificadora HR Ratings recortó la calificación de la deuda soberana a largo plazo, de A- a BBB+ . Esta es la segunda agencia calificadora que realiza un recorte sobre México, lo que genera la posibilidad de que otras se le sumen. Cabe recordar que, para el caso de Pemex, su calificación ya se encuentra en grado especulativo por parte de una agencia calificadora, mientras que otra la ubica en el borde del grado de inversión. De ver recortes adicionales en las calificaciones de México y de Pemex, se podría observar una salida de capitales y depreciaciones adicionales del peso mexicano.

Por otro lado, la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido ha decidido dejar de utilizar la tasa LIBOR como base de referencia. La fecha establecida para esto es el 31 de diciembre del 2021, aunque las instituciones financieras globales deberán de basarse en esta tasa para sus precios a más tardar para el 30 de septiembre de este año.

En la sesión, el tipo de cambio tocó un mínimo de 23.6293 pesos y un máximo de 24.6155 pesos. El euro-peso alcanzó un mínimo de 26.0638 y un máximo de 26.9131 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.0903 y un máximo de 1.1039 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 24.2388 pesos por dólar, 1.2371 dólares por libra y en 1.0964 dólares por euro.

Gabriela Siller; PhD
Director de Análisis Económico-Financiero.
Banco BASE

El peso inicia la sesión con una depreciación de 2.29% cotizando alrededor de 24.21 pesos.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 2.29% cotizando alrededor de 24.21 pesos por dólar, ante un regreso generalizado del nerviosismo a los mercados financieros globales. Lo anterior se debe a la publicación de indicadores económicos desfavorables correspondientes a marzo y a la expectativa de que, durante el mes, seguirá dándose a conocer información que pondrá en evidencia la dimensión del impacto económico de la pandemia.

En Europa los indicadores PMI de manufactura mostraron una caída significativa durante marzo, con el PMI de la Eurozona ubicándose en 44.5 puntos durante el mes, por debajo de la cifra preliminar publicada la semana pasada. En Italia, el PMI de manufactura cayó de 48.7 puntos en febrero a 40.3 unidades en marzo, su nivel más bajo desde 2009. En Corea del Sur el PMI manufacturero también mostró una contracción de la manufactura, al ubicarse en 44.2 puntos, su menor lectura desde enero de 2009, mientras que el indicador PMI para Japón se ubicó en 44.8 unidades, su menor nivel desde abril de 2009.

En Estados Unidos se publicó la encuesta ADP de empleo del sector privado, que mostró la destrucción de 27 mil posiciones laborales durante marzo, siendo la primera vez que el indicador muestra una destrucción de empleo desde septiembre de 2017. El indicador contribuye con la expectativa de que el viernes la nómina no agrícola podría mostrar la destrucción de al menos 150 mil posiciones laborales durante marzo. En la sesión, también se publicarán los indicadores ISM del sector manufacturero durante marzo, que se espera proyecten una contracción de la industria en Estados Unidos.

Finalmente, en México, también se publicará información económica relevante. A las 9:00 horas Banxico dará a conocer la encuesta de especialistas del sector privado en donde se anticipan ajustes severos a las proyecciones de crecimiento económico, inflación y tipo de cambio para 2020. A las 12:00 horas se publicará el indicador IMEF del sector manufacturero, que también es probable que muestre una contracción de la manufactura durante marzo, ubicándose en niveles no vistos desde 2009.

En el mercado cambiario, la mayoría de las divisas inician con una depreciación, siendo el peso mexicano la más afectada, seguida del dólar canadiense que se deprecia 1.28% y el dólar australiano, que se deprecia 1.24%. Los mercados de capitales registraron caídas en la mayoría de los índices de Asia y muestran retrocesos en promedio cercanos a 4% en los índices europeos. En Estados Unidos, se espera que en la apertura de los mercados se observen caídas cercanas al 3%.

El pesimismo del mercado al inicio del mes también se debe a que ayer por la tarde, en conferencia de prensa, Donald Trump destacó que las siguientes dos semanas serán muy difíciles para Estados Unidos, proyectando que las muertes podrían alcanzar un total de 240,000 en el país, considerando las medidas de contención, subiendo a 60,000 tan solo en el mes de abril. Las expectativas del gobierno estadounidense también envían la señal al mercado de que las medidas para contener el avance del coronavirus, es decir, el cierre de negocios y el distanciamiento social, podría extenderse a mitad del año, por lo que el impacto económico podría ser más profundo.

La mayor percepción de riesgo sobre la economía mexicana puede deberse a las proyecciones del avance del coronavirus en Estados Unidos. Al ser la frontera entre México y Estados Unidos una de las más cruzadas a nivel global es fácil suponer que en México también la cifra de contagios aumentará significativamente las siguientes semanas con la proyección que acaba de hacerse para Estados Unidos. Asimismo, el 80% de las exportaciones mexicanas van hacia Estados Unidos, por lo que al verse afectado Estados Unidos por el coronavirus, también afectará a México vía las exportaciones. 

Se espera que el tipo de cambio cotice entre 23.85 y 24.50 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación 0.96%, cotizando en 1.0925 dólares por euro, mientras que la libra pierde 0.19% y cotiza en 1.2396 dólares por libra.

Mercado de Dinero.

En el mercado de dinero, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro de 10 años disminuye en 7.5 puntos base, a 0.59%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años disminuye 0.8 puntos base, a una tasa de 7.11%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 26 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 2.46% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 24.3112 a 1 mes, 24.8222 a 6 meses y 25.4393 pesos por dólar a un año.

Gabriela Siller; PhD
Director de Análisis Económico-Financiero.
Banco BASE